Unos 400 haitianos fueron asesinados en primeros seis meses de este año

    El colectivo Defender Plus denunció hoy que unos 400 haitianos murieron asesinados en los primeros seis meses del año, e instó al estado a garantizar el derecho a la vida.

    Solo en el área metropolitana de la capital, la cifra de muertes violentas sumó 243 fallecidos, destacaron en su informe semestral, con datos de la Comisión Episcopal para la Justicia y la Paz.

    De acuerdo con la organización de derechos humanos, como sustrato de estos actos se encuentran los enfrentamientos entre pandillas o con las fuerzas del orden público, mientras siguen al alza los secuestros, ejecuciones sumarias, incendios provocados y represalias en zonas de Puerto Príncipe como Grand Ravine, Tibwa, Carrefour, Cité Soleil, y otros barrios vulnerables.

    Defender Plus aboga por el desarme de las pandillas que operan en todo el país, así como dotar a la Policía de equipos necesarios y arrestar y juzgar a quienes importan ilegalmente armas y municiones junto a los autores intelectuales y cómplices de los crímenes.

    El organismo también registró en el mismo periodo más de 200 casos de agresión sexual en tres de los 10 departamentos del país.

    La plataforma recordó que el Estado tiene la obligación de garantizar el derecho a la vida, la salud y el respeto a todos los ciudadanos por igual, y llamó a los líderes en el poder a proteger a las personas.

    En los últimos meses, luego de las masivas protestas antigubernamentales de 2019, organizaciones sociales denunciaron el aumento de los crímenes en especial en la capital, con la proliferación de asesinatos y secuestros.

    En febrero último, la policía reconoció un incremento de los secuestros por rescate aunque no ofreció cifras concretas.

    Aunque el primer ministro Joseph Jouthe durante su investidura en marzo pasado prometió enfocarse en la creciente inseguridad, organizaciones señalan el poco avance en este acápite, mientras las bandas controlan zonas más amplias de territorio, sin que la policía tenga acceso.