Una marca china deberá indemnizar a Land Rover por plagio

    El Landwing X7 es un modelo que trascendió en el mundo en 2014 por ser la réplica low cost del Range Rover Evoque. Consciente de esto, Land Rover no se quedó de brazos cruzados y denunció el caso en la justicia china.

    Luego de cuatro años en los tribunales de Chaoyang, Beijing, la justicia china determinó que la marca china Jiangling deberá indemnizar a Land Rover por plagio, por una cifra que aún no fue oficializada

    Además, el Tribunal obligó a Jiangling a detener de inmediato la producción y comercialización del modelo Landwind X7, cuyo precio es equivalente a 17.100 euros. Mientas que el valor del Range Rover Evoque es de 50.000 euros. 

    Se trata de un fallo poco común, teniendo en cuenta los antecedentes y los tiempos que se manejan en estos tipos de casos. Honda, por ejemplo, tuvo que esperar 12 años para que la justicia fallara a su favor en una demanda por plagio contra un fabricante chino. 

    El jefe de asuntos legales de Jaguar Land Rover, Keith Benjamin, declaró que «esta decisión es una clara señal de que la ley se está implementando de manera apropiada para proteger a los consumidores y defender sus derechos para que no sean confundidos, mientras que se protege la inversión empresarial en diseño e innovación». El dictamen estuvo basado en que el SUV chino copia cinco elementos de diseño únicos del Evoque.

    No es la primera vez que Jiangling copia el diseño de modelos de marcas occidentales. Otro antecedente conocido es el de su modelo T7, similar a la pickup Amarok que Volkswagen fabrica en la planta de General Pacheco

    Clarin