Una dominicana que brilla: Julissa Pantaleón miembro del equipo de transición de Joe Biden

    Una dominicana que brilla: Julissa Pantaleón miembro del equipo de transición de Joe Biden. FUENTE EXTERNA.
    Una dominicana que brilla: Julissa Pantaleón miembro del equipo de transición de Joe Biden. FUENTE EXTERNA.

    EE.U.U.- Una dominicana que brilla, la abogada Julissa Reynoso Pantaleón, oriunda de Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, actualmente figura como miembro del equipo de transición del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.
    Arriba a Estados Unidos a la edad de siete años, y preocupada por el país que la recibió, ingresa en 2009 a la administración de Barack Obama, de la mano de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, como subsecretaria de Estado y más tarde es designada embajadora de los Estados Unidos en Uruguay.
    Asimismo, durante la administración Obama-Biden, Reynoso Pantaleón continuó desempeñándose como Embajadora y además como Subsecretaria de Estado Adjunta para el Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado de los Estados Unidos, donde desarrolló estrategias integrales de seguridad y estado de derecho para Centroamérica y el Caribe.
    Su rol como miembro del referido equipo, se da manera fortuita, pues ingresa a trabajar para la campaña del presidente electo voluntariamente donde se desarrollaba como una ciudadana particular.
    En declaraciones que ofreció en una entrevista, Reynoso Pantaleón, manifestó que Biden es una persona comprometida con el servicio público, y aseguró que ha dado su vida por los ciudadanos de Estados Unidos desde su tiempo como senador y como vicepresidente.
    Como parte de su carrera política, la especialista en derecho internacional, se desempeña como fideicomisaria del New York-Presbyterian Hospital y de la Universidad de Columbia, ambas ubicadas cerca de condado que la vio crecer, El Bronx, y es miembro de la Junta Directiva del Comité de Abogados para los Derechos Civiles Bajo la Ley y el Proyecto de Seguridad Nacional Truman.

    FUENTE: EL NUEVO DIARIO