Trump saca a Estados Unidos del plan mundial de OMS para vacuna contra coronavirus

El Gobierno del presidente Donald Trump decidió que Estados Unidos no participe en un esfuerzo internacional para desarrollar y distribuir una vacuna contra el coronavirus, ya que la iniciativa está vinculada a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo confirmó la Casa Blanca sobre la iniciativa COVAX.

“Estados Unidos continuará involucrando a nuestros socios internacionales para asegurar que derrotamos este virus, pero no nos veremos limitados por organizaciones multilaterales influenciadas por la corrupta Organización Mundial de la Salud y China”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, en un comunicado.

La Casa Blanca indicó que el presidente Trump no escatimará recursos para garantizar cualquier vacuna aprobada por la FDA.

“Este presidente no escatimará gastos para garantizar que cualquier nueva vacuna mantenga el estándar de oro de nuestra propia FDA en cuanto a seguridad y eficacia, se pruebe a fondo y salve vidas”, indicó.

La distancia de la Administración Trump de la OMS inició en julio pasado, cuando el mandatario incluso acusó que protegió a China sobre el reporte de la pandemia y el verdadero impacto en esa nación.

El Gobierno estadounidense asegura que hay avances en las investigaciones para nueva vacuna.

“Bajo el liderazgo del presidente Trump, la investigación, el desarrollo y los ensayos de vacunas y terapias han avanzado a una velocidad sin precedentes para ofrecer medicamentos innovadores y eficaces impulsados ​​por los datos y la seguridad y no frenado por la burocracia del Gobierno”, dijo Deere.

Sin embargo, algunos de los tratamientos impulsados, como el de plasma, ha sido cuestionado por su verdadera eficacia.