Secretaria Cámara de Cuentas dice presidente de ese organismo comete “arbitrariedades”

12
Secretaria Cámara de Cuentas dice presidente de ese organismo comete “arbitrariedades”. FUENTE EXTERNA
Secretaria Cámara de Cuentas dice presidente de ese organismo comete “arbitrariedades”. FUENTE EXTERNA

SANTO DOMINGO, RD.- La secretaria y miembro del bufete directivo de la Cámara de Cuentas (CCRD), Tomasina Tolentino de Mckenzie, denunció en una carta que, supuestamente, el presidente Janel Andrés Ramírez toma decisiones arbitrarias, desconociendo las funciones y opiniones de los demás miembros del órgano auditor.

En una carta dirigida a Ramírez Sánchez con copia a los demás miembros del Pleno, Tolentino de Mckenzie pide ser respetada y considerada en el cargo por el que concursó y fue escogida por el Senado de la República el pasado 15 de abril de 2021.

Según información publicada en Diario Libre (Josefina Medina),   enn la misiva expresa que Ramírez, alegadamente, entorpece el ejercicio de sus funciones como secretaria y que este “se cree la máxima autoridad del organismo”, cuando la Ley 10-04 en su artículo 18 establece que «es el Pleno, integrado por todos miembros».

“Es necesario realizar estas precisiones por sus constantes aseveraciones, de que usted es la máxima autoridad, el jefe de todo el mundo, incluyendo los miembros, desconociendo la horizontalidad en el Pleno y sobre todo del bufete directivo”, indicó.

La contadora pública citó reuniones del 25 de enero, 9, 11 y 22 de febrero, donde supuestamente el presidente de órgano auditor actuó de manera arbitraria.

“Lo delicado es que toma decisiones y da instrucciones unilateralmente e inconsultas a los miembros, afectando la operatividad y contradiciendo órdenes de los coordinadores de comisiones y áreas”, dice Tolentino de Mckenzie en su carta.

Reitera que entre los miembros del Pleno no existe jerarquía y que la función del presidente es coordinar los aspectos técnicos y administrativos de la Cámara, la miembro de la Cámara de Cuentas infirió que las aseveraciones de Ramírez se deben a las disidencias que han presentado algunos miembros, quienes han pedido “mejorar la comunicación y facilitar el ejercicio de sus funciones”.

Enumeró como las causas del problema sus consideraciones y peticiones sobre:

1.    Votos disidentes sobre decisiones mayoritarias.

2.    Solicitud de realizaciones de un mayor número de sesiones del Pleno.

3.    Conocimiento en el pleno de temas sustantivos, no meramente administrativos

4.    Conocimiento y decisiones sobre informes de auditorías realizados por el Pleno actual y por los anteriores.

5.    Actualización del reglamento de aplicación de la Ley 10-04.

6.    Respeto y actualización de coordinación de comisiones.

Finalmente, la funcionaria acotó que realizó la carta y que se vio «en la imperiosa necesidad de depositar esta comunicación a través del área de correspondencia y archivo institucional, ante la información de que su despacho de que usted ha dado orden de no recibir ningún documento, sino que usted personalmente discriminará qué recibe y qué no, hecho inaudito que dificulta, hacer retroceder el trabajo administrativo y que contraviene las prácticas gerenciales modernas».

Antes de ser escogida por el Senado como secretaria de la CCRD, se sabe de la hoja de vida de Tomasina Tolentino de Mckenzie que es contadora pública autorizada con maestrías en universidades como APEC del Instituto Ortega y Gasset de España y el Instituto de Global de Altos Estudios de Ciencias Sociales (I-GlobalL).

Tiene una amplia trayectoria profesional en el sector público, la cooperación internacional y en auditoría, en la que se destacan los cargos de: directora de Planificación y Desarrollo del Ministerio de Hacienda, directora administrativa del Tribunal Constitucional.

Ocupó posiciones gerenciales en Proyectos con Financiamiento de la Unión Europea (UE), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid), además de coordinar proyectos institucionales con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.