Se separó, fue a buscar su ropa y su ex la mató a machetazos

    Se separó, fue a buscar la ropa y su ex la mató a machetazos

    La joven, de 19 años, había decidido cortar la relación hace tres semanas, aparentemente a causa de los malos tratos, aunque no existían denuncias por violencia conyugal. Este sábado fue a la casa, a buscar su ropa y la de su hijo, pero su ex la atacó a machetazos y la mató. Luego, el femicida se suicidó colgándose de un árbol.

    Todo comenzó a media mañana cuando Yésica Tavarez decidió ir hasta el barrio Bartel, en la localidad misionera de San Javier, para recuperar las pocas cosas que había dejado en la propiedad que compartía con Daniel Silveira Márquez, de 29 años.

    Junto a una prima de 12 años, emprendió el camino y cuando estaba por ingresar a la casa de madera y techo de zinc, apareció en escena quien había sido su pareja y padre de su hijo, que tiene un año y medio.

    Apenas unos días antes el joven había realizado una exposición policial en la que dejó constancia que Yésica se había retirado del hogar y que desde entonces no había podido ver nuevamente a su hijo. Y que había recibido comentarios de que el nene no era bien atendido por la madre.Femicidio en Misiones: fue a buscar la ropa a la casa de su ex y la mataron a machetazos. © clarin.com Femicidio en Misiones: fue a buscar la ropa a la casa de su ex y la mataron a machetazos.

    Ante el inesperado encuentro con Silveira Márquez, la joven le pidió a su prima que los dejara solos. La adolescente obedeció y emprendió el retorno a su vivienda.

    El femicida y su ex pareja se dirigieron hacia el interior de la casa, donde se produjo una fuerte discusión. Los vecinos contaron que el intercambio de palabras fue tan intenso como breve y luego sobrevino un silencio total.

    Los familiares de Yésica empezaron a preocuparse y llamaron insistentemente a su celular. Como no obtuvieron respuesta, volvieron a la casa del barrio Bartel. Fueron justamente la prima y una hermana mayor las que ingresaron al lugar y se toparon con la joven literalmente degollada a machetazos. A muy pocos metros, pendía de una soga Silveira Márquez.

    Fuentes vinculadas a la investigación dijeron que el asesino también presentaba una herida punzante en la cabeza, por lo cual no descartan que en un primer momento haya intentado quitarse la vida con el mismo machete y, como no lo consiguió, optó por ahorcarse con una cuerda que previamente ató a uno de los tirantes del techo.

    Por orden de la jueza de Instrucción Selva Raquel Zuetta, los cuerpos fueron enviados a la Morgue Judicial de Posadas, donde este lunes se realizarán las autopsias, aunque los investigadores descartaron la participación de una tercera persona en las muertes.

    “Todos los elementos hallados en el lugar indican que se trató de un femicidio seguido de suicidio”, detalló uno de los policías que trabajó en la escena del hecho