Reconocido delincuente  cae abatido por patrulla del Dicrim

10
Reconocido delincuente cae abatido por patrulla del Dicrim
Reconocido delincuente cae abatido por patrulla del Dicrim

SANTO DOMINGO, RD.-  Un delincuente cayó abatido durante un enfrentamiento a tiros con una patrulla de la Dirección Central de Investigación (Dicrim) de la Policía Nacional que trataba de ponerlo bajo arresto, hecho ocurrido en la autopista Samaná, paraje El Naranjal, en Santo Domingo Este, informó este jueves la institución del orden.

Se trata de Wildy Jael Rosario de la Cruz (alias Búfalo), quien era activamente buscado por la policía mediante una orden de arresto, por el homicidio de Franklin Moras el pasado 31 de agosto de este año, en el barrio ensanche Capotillo, indica un comunicado de prensa.

A Rosario de la Cruz se le ocupó una pistola calibre 9 milímetros que portaba sin ninguna documentación que amparase su legalidad, arma con la que se enfrentó a los agentes, y también se le incautó un celular.

El individuo figura en los registros policiales con tres fichas, y está implicado en las heridas de bala que presentan los nombrados José Alberto Medina, Luis José Montero Javier, Alfredo Feliz Feliz, Richelor Bauder y Jefferson Paulino, señala la nota.

En esos hechos participaron también los integrantes de la banda liderada por Búfalo, indentificados como Euris Antonio Ortiz (Polaco), Brailin José Ortiz Díaz (alias Brisita), Misael Pérez Núñez (alias Ñao), Euris Antonio Ortiz Hernández (alias Tommy) y los apodados El Capitán, Jandel, Gilberto y Guaricano a quienes la Policía llama entregarse para ser puestos a disposición de la justicia.

Según la nota, el suceso en el que Búfalo resultó herido de bala se produjo en la tarde de este miércoles cuando circulaba en un vehículo por la autopista Samaná y la patrulla del Dicrim le daba persecución a la altura del paraje El Naranjal.

El individuo, que se desplazaba en compañía de una mujer que fue detenida para fines de investigación, inició el enfrentamiento con los agentes que trataban de apresarlo, quienes repelieron la agresión, causando a Búfalo las heridas de bala que le causaron la muerte cuando recibía atenciones médicas en un centro hospitalario.

El vehículo en el que viajaba Rosario de la Cruz se encuentra retenido para fines de investigación, mientras que la pistola fue enviada al departamento de balística de la Policía Científica, para determinar en qué otros hechos criminales se ha utilizado