Protestas por George Floyd: los asesinatos de la policía desatan la furia en decenas de ciudades

    Protestas por George Floyd: los asesinatos de la policía desatan la furia en decenas de ciudades

    «No puedo respirar»

    Las tensas protestas debido a décadas de brutalidad policial contra los negros se han extendido rápidamente desde Mineápolis a ciudades en todo el país. Las manifestaciones comenzaron en esta ciudad del medio oeste a principios de esta semana, después de que un policía esposó y clavó su rodilla en el cuello de George Floyd, un hombre negro de 46 años, hasta que dejó de respirar y murió.

    Un «gigante gentil»

    Floyd creció en Houston, Texas. En 2014, se mudó a Mineápolis, Minesota, en busca de trabajo. Antes de su muerte, estaba buscando empleo después de ser despedido de su puesto como guardia de seguridad en un restaurante latino debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus. Con una altura de 1.98 metros, sus amigos lo describieron como un «gigante gentil».

    De pacíficas a violentas

    Las protestas fueron principalmente pacíficas el sábado, pero algunas se volvieron violentas. En Washington, la Guardia Nacional se desplegó fuera de la Casa Blanca. Al menos una persona murió en tiroteos en Indianápolis. La policía dijo que no había agentes involucrados. Algunos oficiales fueron heridos en Filadelfia y en Nueva York dos vehículos de la policía se abalanzaron sobre una multitud.

    Tiendas destruidas y saqueadas

    En Los Ángeles, los manifestantes se enfrentaron a los oficiales con gritos de «¡Black Lives Matter!» mientras la policía enfrentaba multitudes con bastones y balas de goma. En algunas ciudades, como Los Ángeles, Atlanta, Nueva York, Chicago y Mineápolis, las protestas se han convertido en disturbios, con personas que saquearon y destruyeron tiendas y negocios locales.