Procuraduría asume control de cárcel que opera en la Fiscalía DN por «graves irregularidades»

    En el operativo estuvo presente el General de Prisiones coronel Roberto Hernández Basilio.
    En el operativo estuvo presente el General de Prisiones coronel Roberto Hernández Basilio.

    SANTO DOMINGO.-La Procuraduría General de la República asumió este martes el control de la cárcel que aloja a los detenidos de la Fiscalía del Distrito Nacional, tras comprobar irregularidades graves en el recinto que opera en el tercer nivel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

    Un equipo del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria asumió el control del recinto en un operativo con el que culmina una labor de inteligencia desarrollada durante más de un mes y que responde a instrucciones impartidas por la procuradora general Miriam Germán Brito.

    La intervención, que se lleva a cabo desde tempranas horas de este martes, estuvo encabezada por el procurador adjunto Juan Medina de los Santos, inspector general del Ministerio Público.

    Medina de los Santos dejó el control de la seguridad del recinto a cargo del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, que encabeza Hilda Patricia Lagombra, quien también estuvo presente.

    Germán Brito había comunicado su preocupación sobre la forma en que operaba la cárcel hace varias semanas a la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos Castillo, en una reunión para la que la convocó a su despacho de la Procuraduría General.

    Luego, en una comunicación que le remitió la semana pasada, le recordó: “En vista de la precaria situación que presenta la llamada Carcelita del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, sumado a las graves denuncias de irregularidades, las cuales fueron comprobadas por este despacho, así como la ocurrencia de hechos que perjudican su desenvolvimiento, procedemos a impartir las instrucciones para que la Carcelita sea transferida para el manejo y dirección del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria”.

    Al presentarse al Palacio de Justicia, Medina de los Santos enfatizó que “ahora queda bajo la responsabilidad del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria evitar que en esta cárcel se vulneren derechos de los prevenidos y que algún empleado desaprensivo del Ministerio Público, o de los órganos de seguridad del Estado, incurra en corrupción para privilegiar a algún privado de libertad en el recinto a cambio de prebendas”.

    Mientras, Lagombra explicó que el Nuevo Modelo de Gestión pondrá todo su empeño para manejar la seguridad del recinto con los niveles de efectividad requeridos. “Nuestro personal técnico y profesional mantendrá la vigilancia y el cuidado necesario para evitar la ocurrencia de los hechos de corrupción que se estuvieron denunciando en este recinto”, dijo.

    Adelantó que además se tomarán las medidas higiénicas de lugar para seguir los protocolos sanitarios que impone la pandemia de la COVID-19.

    En el operativo estuvo presente el General de Prisiones coronel Roberto Hernández Basilio.