“Ponte la mascarilla”: madre advierte a otros sobre el COVID-19 antes de morir

“Ponte la mascarilla”: madre advierte a otros sobre el COVID-19 antes de morir

Sara Montoya, una madre de Texas, quien contrajo el SARS-CoV-2 publicó un video en Facebook instando a las personas a tomar en serio el COVID-19 y protegerse usando mascarillas, poco antes de morir a causa del virus. Esta es su historia.

La madre de tres hijos era ama de casa y solo había salido de su hogar para «lo esencial, como comestibles, limpieza, suministros, etcétera», pero ella, su esposo y su suegro contrajeron coronavirus a finales de junio.

La mujer, de 43 años, se sintió enferma y pensó que tenía una «simple infección» de los senos nasales, pero cuando empeoró, visitó un hospital local donde los médicos la enviaron de vuelta a casa porque no tenía síntomas de la enfermedad y fue diagnosticada con una infección de las vías respiratorias superiores.

Sin embargo, Montoya no quedó conforme con su diagnóstico y visitó un establecimiento donde realizaban pruebas de COVID-19 y, mientras esperaba sus resultados, desarrolló «fiebres insoportables» y su esposo llamó a una ambulancia.

El 1 de julio, fue ingresada en el hospital, donde le confirmaron que era positiva para COVID-19, y dos días después, su esposo también fue hospitalizado.

Al principio, Montoya solo necesitaba oxígeno y fue entonces cuando filmó su video advirtiendo a otros que se tomaran el COVID-19 en serio.

«Nunca en mi vida pensé que estaría luchando por respirar, algo que damos por sentado todos los días cuando nos despertamos. Por favor, no pongan en riesgo a sus familias. Hice lo mejor que pensé que podía. No vale la pena, Ponte la mascarilla. No salgas si no es necesario», alertó.

«He luchado demasiado para tener la vida que tengo ahora y me niego a rendirme. Extraño a mis hijos, extraño a mi esposo […] Con la gracia de Dios saldré de este hospital. No sé cuándo, pero lo haré», agregó.

Si bien solo requirió oxígeno durante la primera parte de su estadía de 44 días, finalmente tuvo que ser intubada, algo que preocupó a su familia.

«Fue una de las cosas más difíciles ver a mi madre con todos esos tubos saliendo de su boca y pecho. Hubo momentos en que su cara estaba tan hinchada que sus ojos estaban bien cerrados», platicó Jasmin Chávez, su hija, a TODAY. 

Su familia estuvo en contacto con el equipo de atención el hospital y pronto se enteró de que los médicos tenían pocas opciones de tratamiento para Montoya, quien perdió la vida el pasado 13 de agosto.

Según las declaraciones de su familia, Montoya no tenía condiciones subyacentes y, ahora, desean que otros aprendan de su experiencia y tomen en serio la enfermedad.

«La gente debería tomarse este virus en serio y continuar quedándose en casa si puede», declaró Chávez.

Asimismo, la familia creó un perfil en GoFundMe para recaudar dinero para cubrir los gastos inesperados del funeral de Sara. Mientras tanto, Chávez insta a otros a seguir usando máscara, pues los expertos han advertido que debemos usarla durante al menos un año, lavarse las manos y solo salir de casa cuando sea necesario.