Polémica en EEUU por una publicidad política de Trump que utiliza a la NASA

    La campaña para la reelección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, filmó una publicidad electoral que muestra el lanzamiento de SpaceX el sábado pasado y a los astronautas que tripularon esa misión, en aparente violación de las regulaciones de la NASA, informaron de los medios. El video, titulado

    La campaña para la reelección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, filmó una publicidad electoral que muestra el lanzamiento de SpaceX el sábado pasado y a los astronautas que tripularon esa misión, en aparente violación de las regulaciones de la NASA, informaron de los medios.

    El video, titulado «Make Space Great Again» (Devolvamos la Grandeza al Espacio) y que fue subido a YouTube, incluye imágenes del programa Apollo, así como de la misión Demo-2 de SpaceX y de los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley, de acuerdo con el sitio SpaceNews.com.

    El video fue luego retirado de YouTube.

    La NASA generalmente autoriza el uso de fotos y videos en avisos publicitarios, pero no de sus insignias y astronautas.

    «Como agencia del gobierno, la NASA no promocionará ni respaldará ni parecerá promover o respaldar un producto, servicio o actividad comercial. Por lo tanto, existen límites estrictos para el uso de cualquiera de las identidades de la NASA y las imágenes de emblemas en los anuncios», versan las regulaciones publicitarias de la agencia espacial.

    La esposa de Doug Hurley, la exastronauta Karen Nyberg, y el hijo de ambos aparecieron en el video, según los informes.

    «Me resulta inquietante que una imagen mía y de mi hijo sea utilizada en una propaganda política sin mi conocimiento ni mi consentimiento. Está mal», dijo Karen Nyberg en Twitter.

    SpaceX se convirtió el sábado pasado en la primera empresa privada en lanzar una misión tripulada al espacio, que despegó desde el Centro Espacial Kennedy (Florida) en presencia del presidente Trump, un éxito que devuelve a Estados Unidos la capacidad de regresar al espacio tras una interrupción de nueve años.

    Trump relanzó la carrera del espacio y marcó el objetivo de enviar una mujer a la Luna en 2024 y realizar un viaje tripulado a Marte en 2033, plazos que algunos consideran poco realistas y que han causado turbulencias dentro de la NASA.