Periodista denuncia policías lo arrestaron y amenazaron con darle una golpiza

    Johnny Arrendel indicó que posteriormente, el sargento de guardia en el Destacamento de Los Mameyes lo empujó a una celda, sin que se le diera entrada formal en el libro del día.
    Johnny Arrendel indicó que posteriormente, el sargento de guardia en el Destacamento de Los Mameyes lo empujó a una celda, sin que se le diera entrada formal en el libro del día.

    SANTO DOMINGO.- El periodista Johnny Arrendel denunció que  fue apresado de manera ilegal, esposado con las manos a la espalda, subido violentamente a un camión y encerrado en una celda del Destacamento de la Policía Nacional en Los Mameyes.

    La situación se generó cuando el comunicador se opuso a que un contingente policial apresara a personas que estaban en la avenida España mientras perseguían a unos alegados atracadores.

    Los uniformados perseguían a los autores de un robo denunciado por un puertorriqueño residente en el país e intentaron apresar en masa a personas que el mismo extranjero dijo que no tenían nada que ver en el caso.

    Los agentes eran comandados por un capitán, quien ordenó apresar a Arrendel cuando el periodista les reclamó que no podían arrestar a personas sin una denuncia formal u orden de un juez o fiscal, a menos que estén en delito flagrante.

    Tanto el capitán como un teniente y dos rasos procedieron a esposarlo y subirlo a empujones al vehículo.  Para conminarle a dejarse arrojar en la parte posterior del camión, un teniente mandó a buscar una macana «a ver si no sube» .

    Arrendel indicó que posteriormente, el sargento de guardia en el Destacamento de Los Mameyes lo empujó a una  celda, sin que se le diera entrada formal en el libro del día.

    Antes, un agente le arrebató el celular cuando intentaba hacer una llamada para comunicarse con familiares y abogados.

    Luego, Arrendel fue trasladado al Destacamento de Los Farallones, en el Ensanche Isabelita, donde un oficial uniformado amenazó con darle una golpiza y llamó a los encargados de la Dirección Central de Investigaciones  (DICRIM) de la Policía a «enseñarle a respetar «.

    Posteriormente, los encargados del DICRIM devolvieron sus pertenencias al periodista, le liberaron y se desvincularon de las acciones contra él por parte de los uniformados, de acuerdo a su versión.