Papa reduce sueldos a Cardenales y altos funcionarios ante crisis económica

Papa reduce el sueldo a Cardenales y altos funcionarios ante la crisis económica. Fuente externa.
Papa reduce el sueldo a Cardenales y altos funcionarios ante la crisis económica. Fuente externa.

VATICANO ( ACIPRENSA).- El Papa Francisco ha decidido reducir sensiblemente los sueldos de los Cardenales y altos funcionarios del Vaticano y de la Santa Sede como medida de contención de gastos ante la actual crisis económica con el objetivo de “salvaguardar los actuales puestos de trabajo” y garantizar “un futuro económicamente sostenible”.

En un Motu Proprio firmado el 23 de marzo, pero difundido este miércoles 24, por el Papa Francisco se explica que para garantizar ese futuro económicamente sostenible es necesaria “la adopción de medidas relativas a los salarios del personal”.

Además de para garantizar los actuales puestos de trabajo, esta reducción salarial se justifica “ante el déficit que desde hace varios años caracteriza la gestión económica de la Santa Sede”.

La reducción se adopta también “teniendo en cuenta el empeoramiento de esta situación tras la emergencia sanitaria provocada por la propagación del Covid-19, que ha afectado negativamente a todas las fuentes de ingresos de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano”.

En el Motu Proprio se recuerda también que “los costes de personal constituyen una partida importante de gastos en el presupuesto de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano”.
Se explica, asimismo, que “incluso en presencia de una adecuada capitalización de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano, es necesario garantizar la sostenibilidad y el equilibrio entre ingresos y gastos en la gestión económica y financiera actual”.

Se insiste en que la contención salarial se ha adoptado “según criterios de proporcionalidad y progresividad” y tras haber obtenido “a opinión competente de la Secretaría de Economía y tras haber examinado cuidadosamente todas las cuestiones relativas a esta cuestión”.

REMUNERACIÓN DE CARDENALES

La reducción de sueldos se reflejará a partir del 1 de abril de 2021. La remuneración pagada por la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano a los Cardenales se reducirá un 10% respecto a la última retribución recibida.

La retribución de las personas clasificadas en los niveles C y C1 (superiores) se reducirá un 8% respecto a la última remuneración pagada, “excluidas las remuneraciones adicionales acordadas en el correspondiente contrato”.

Las remuneraciones de los clérigos y miembros de Institutos de Vida Consagrada o de Sociedades de Vida Apostólica pagadas por la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano, clasificados en los niveles salariales C2 y C3, y en los diez niveles funcionales no ejecutivos, se reducirán un 3% respecto a la última remuneración pagada.

Por otro lado, en el Motu Proprio se especifica que estas reducciones no se aplicarán “si el interesado demuestra que no puede hacer frente a los gastos fijos relacionados con su propia salud o la de sus familiares hasta el segundo grado de parentesco”.

Asimismo, del 1 de abril de 2021 al 31 de marzo de 2023, “se suspende el devengo de los incrementos bienales de antigüedad para” superiores y clérigos y miembros de los Institutos de Vida Consagrada o de las Sociedades de Vida Apostólica, así como “para el personal con contratos de los niveles funcionales 4 a 10, ambos incluidos”.

Esta suspensión de los incrementos bienales de antigüedad afecta al personal citado de la Santa Sede, de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano “y de los entes cuyas remuneraciones sean pagadas por la Santa Sede o por el Estado de la Ciudad del Vaticano”.

Estas disposiciones “se aplican también al Vicariato de Roma, a los capítulos de las basílicas papales del Vaticano, de Letrán y Liberiana, a la Fábrica de San Pedro y a la basílica de San Pablo Extramuros”.