Panamá supera los 2.000 casos de COVID-19 y acumula 55 muertes

    Panamá supera los 2.000 casos de COVID-19 y acumula 55 muertes

    Panamá sumó 112 nuevos casos de COVID-19 y llegó a 2.100 contagios confirmados, mientras que en las últimas 24 horas se produjo una muerte más para elevar a 55 las defunciones por la enfermedad, dijeron este lunes las autoridades de salud.

    En el informe diario que rinde el Ministerio de Salud (Minsa) se detalló que 1.777 pacientes están en aislamiento en sus casas, de los cuales 255 han sido remitidos a hoteles locales que funcionan como hospitales.

    Hospitalizados hay 255, de ellos 167 en sala y 88 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

    Se han hecho 10.214 pruebas, 515 en las últimas 24 horas, de las que 78,7 % han resultado negativas y 21,35 % positivas.

    Las autoridades anunciaron que se tomó la decisión de ordenar el «cierre temporal» del proyecto minero Cobre Panamá, por la muerte de uno de los mineros a causa de la enfermedad y también en razón de que otros 11 trabajadores de la mina han dado positivo por COVID-19.

    La ministra de Salud, Rosario Turner, y el ministro de Seguridad, Juan Pino, resaltaron este lunes como una buena noticia que la cuarentena total de este domingo fuera cumplida a conciencia por la población como una de las acciones necesarias para contener la expansión del virus.

    Las autoridades no han anunciado de momento nuevas restricciones, pero recordaron que entre el 18 de marzo y el 3 de abril han sido retenidas 6.694 personas que desatendieron el toque de queda previo a la cuarentena total.

    Desde que se confirmó el primer caso de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, el pasado 9 de marzo, las autoridades de Panamá han establecido de manera escalonada medidas de distanciamiento social para frenar la propagación.

    El 25 de marzo, el Ejecutivo ordenó una cuarentena nacional indefinida reforzada desde el pasado miércoles con más restricciones, basadas en el género de la población, que estarán vigentes durante 15 días y que busca sacar de las calles al 50 % de la gente cada día.

    Antes los panameños solo podían salir dos horas al día y con esta nueva restricción se limita la circulación de las mujeres a los lunes, miércoles y viernes; la de los hombres a los martes, jueves y sábados, mientras que el domingo se debe permanecer en casa.