“Nunca se nos dijo que había límites para usar internet”

0
6
“Nunca se nos dijo que había límites para usar internet”
“Nunca se nos dijo que había límites para usar internet”

SANTO DOMINGO.-El Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel) se comprometió ayer a evaluar los topes anunciados por las prestadoras de servicios de telecomunicaciones, en la cantidad de internet que reciben los hogares y las pequeñas empresas.

El anuncio surge, luego de que la empresa Claro anunciara cambios en su política de uso del internet limitándolo a 2,000 Gigabytes por mes.

Es decir, si en un hogar se consume la cantidad antes indicada, la empresa podría suspender el acceso al servicio o requerir pagos adicionales.

Consumo creció
Aunque la cantidad antes citada parece ser mucho y compensa de alguna manera un anuncio previo de que se trataría de 200 GB el límite mensual, el informático Juan Matos coincide con la advertencia realizada por el Indotel al señalar que dicho límite es muy fácil de sobrepasar.
Los servicios de video y audio, los juegos en línea, las llamadas telefónicas, las cámaras de seguridad y otros múltiples usos, podrían constituirse en un consumo que termine dejando a una pequeña empresa o a un hogar sin conexión antes de finalizar el mes.

“El negocio de las prestadoras de servicios de las telefónicas ya no está en los cargos por minutos sino en la cantidad de data que consume el cliente”, dijo a EL DÍA el ingeniero Cesar Lara.

Consideró que los cambios anunciados por las telefónicas, es una anticipación a un reglamento del Indotel que entra en vigencia el primero de julio y en el cual se les exige a las prestadoras a transparentar cualquier límite que pudiera haber en sus planes.
“Nunca se nos dijo que había límites para usar internet”, dijo Lara.

Otros afectados
Los límites anunciados podrían igualmente afectar a las personas que se dedican a comercializar internet en comunidades pequeñas donde las prestadoras de servicios consideran no es rentable el suministro del servicio.

“Esas personas contratan un servicio en una telefónica y luego instalan antenas para vender internet a comunidades pequeñas y tienen entre cincuenta y doscientos clientes”, explicó Lara.

Agregó que aunque la práctica no está regulada, la misma suple una necesidad de conexión en dichas regiones y más cuando se implementa una educación en línea debido a la Covid-19.

“Le corresponde al Indotel desarrollar las telecomunicaciones en las zonas rurales del país”, dijo.

Las prestadoras

—1— Compensación
A partir del primero de julio las prestadoras deberán generar un crédito a favor de los usuarios si la velocidad recibida es 10% menor a la contratada.
—2— Ejecución
Igualmente tendrán que crear las condiciones para permitir la subida, descarga y distribución libre de contenido sin discriminación o restricción.

FUENTE: ELDIA