Murieron 88% de los pacientes COVID-19 que necesitaron respirador en hospitales Northwell Health de NY

Murieron 88% de los pacientes COVID-19 que necesitaron respirador en hospitales Northwell Health de NY

En el mayor sistema hospitalario de Nueva York, murieron el 88% de los pacientes con coronavirus que necesitaron un respirador artificial, según un estudio publicado en la revista JAMA.

Respecto a las defunciones de pacientes ingresados por enfermedades respiratorias, la investigación arroja datos similares a la etapa anterior al coronavirus. Al igual que antes de que se desatara la pandemia, están muriendo un 20% de ellos.

La diferencia se hace notable en los decesos de quienes necesitan un respirador (o ventilador) artificial, que antes era de alrededor del 80% y ahora del 88%, según la comparación de estudios previos en el publicado en JAMA. Por otro lado, según The Washington Post, algunos médicos de cuidados intensivos esperaban al comenzar la crisis sanitaria que el índice de fallecimientos entre sus pacientes fuera del 50%.

El análisis es el más amplio y completo que se ha publicado en Estados Unidos hasta ahora. Se realizó en base a los registros médicos electrónicos de 5,700 pacientes con COVID-19 entre el 1 de marzo y el 4 de abril que fueron atendidos en los 12 hospitales que Northwell Health tiene repartidos por la ciudad de Nueva York, Long Island y el condado de Westchester. El 60% de estos pacientes son hombres y el 40% restante, mujeres. La media de edad es 63 años.

Karina W. Davidson, directora del estudio y directora del Instituto Feinstein de Investigación Médica, en Northwell, destaca que “es importante tener en cuenta los datos estadounidenses, ya que tenemos diferentes recursos en nuestro sistema de atención médica y diferentes datos demográficos en nuestras poblaciones”.

En cuanto a las enfermedades, el estudio concluyó que el 57% de los que murieron tenían hipertensión, el 41% eran obesos y el 34% tenía diabetes. Estos porcentajes coinciden con los factores de riesgo que la red de Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ha enumerado desde el principio.

Sin embargo, llama la atención que el asma -que encabezaba la lista de riesgo de CDC- parezca jugar un papel cada vez menor para los pacientes con COVID-19. Otro dato sorprendente del estudio es que el 70% de los pacientes que necesitaban hospitalización no tenían fiebre que es uno de los síntomas que las autoridades sanitarias habían destacado como más comunes.