Mire lo que publicó Nuria Piera sobre una millonaria pastora

    La periodista Nuria Piera presentó en la noche del pasado sábado en su programa semanal a una pastora que aparentemente le va mejor en la tierra que en el cielo.

    Se trata de la pastora Rossy Maybelline Guzmán Sánchez, quien dirige la modesta iglesia Shalom Unidos por Cristo, a través de su empresa Único Real State, donde tiene como socio al también pastor Tanner Flete. Compró nueve de 10 solares en Colinas del Oeste, y cuyos terrenos van desde los 400 hasta los 500 metros cuadrados, para un total de 4,000 metros cuadrados.

    En estos terrenos valorados en unos 40 millones de pesos, se construyen cuatro casas, tres de ellas casi terminadas de tres niveles y una en construcción.

    En busca de una explicación sobre como la pastora de una modesta iglesia ubicada en la Nicolás de Ovando número 384 había adquirido semejantes propiedades, sus redes sociales arrojaron los vínculos que posee con la cúpula militar y funcionarial del país.

    Ciertamente la pastora además se codea con el poder, puesto que varias instituciones públicas la utilizan para algunas labores en Cristo Rey y fuera de los linderos de la iglesia.

    Según una de las fotografías, su mayor cercanía es con el mayor general Adam Cáceres, director del cuerpo de ayudantes militares de la Presidencia.

    Cáceres fue nombrado en esta función por el presidente Danilo Medina en 2012, militar cercano al círculo del mandatario, de acuerdo a reseñas periodísticas desde cuando este era ministro de la presidencia.

    En el 2003, fue el jefe de inteligencia de las tropas que fueron a Irak, aunque no se establece se él fue o se quedó en el país dirigiendo la inteligencia.

    Cuando lo designaron, vivía en una modesta casa del V Centenario del Hipódromo, donde tuvo una corta estancia, luego de su nombramiento pasó a vivir a otra casa en Colinas del Oeste, un proyecto cerrado dentro de un gran vecindario de edificios y casas la parte occidental de la capital.

    Retomando el proyecto en cuestión, destaca que una de las lujosas residencias, la más grande, tiene en su portón las iniciales de sus futuros habitantes CQ, que según vecinos, corresponde a los apellidos Cáceres Quezada, del matrimonio entre Adam Cáceres y Noemi Quezada.

    Ante esto surgen varias preguntas: ¿Pertenece este complejo al mayor general Cáceres?

    ¿Por qué los títulos están a nombre de la empresa de bienes raíces de la pastora Rossy Guzmán?