Más de 100 muertos y 4,000 heridos por la explosión

    Beirut, la capital del Líbano, trataba este miércoles de recuperarse de la sorprendente explosión que destruyó una extensa área en un puerto de la ciudad y dejó un saldo de al menos 100 muertos y 4.000 heridos.

    Las cuadrillas de rescate registraban la zona en busca de víctimas y sobrevivientes, mientras que el primer ministro, Hassan Diab, declaró un día de duelo en todo el país.

    La explosión del martes dejó en ruinas vecindarios enteros y a otras partes de la capital llenas de cristales y escombros. El puerto todavía humeaba y las imágenes reflejaban una desoladora devastación.

    El gobernador de Beirut, Marwan Abboud, describió una “situación apocalíptica” que dejó alrededor de 300.000 personas sin hogar.

    Las autoridades dijeron que esperan que el número de víctimas aumente en la medida en que los socorristas registren los escombros y los edificios dañados y las personas busquen a familiares o amigos con quienes perdieron contacto