Mario Núñez: “Las elecciones del 16 de febrero no se suspendieron porque creimos que se podían arreglar”

    Mario Núñez: “Las elecciones del 16 de febrero no se suspendieron porque creimos que se podían arreglar”

    El director de elecciones de la Junta Central Electoral (JCE), Mario Núñez, declaró este lunes que las pasadas elecciones fallidas del 16 de febrero no se suspendieron con tiempo porque “se creía que todo podía solucionarse en la mañana”.

    Durante su entrevista para formar parte del nuevo pleno de la JCE, Núñez afirmó que en horas de la tarde del 15 de febrero, los técnicos y directores ya estaban enterados de los fallos que presentaba el sistema automatizado y que, por esta razón, procedieron a reunirse para establecer los detalles y concluyeron que los fallos presentados podrían subsanarse a las 5:00 a.m. del 16 de febrero.

    Ante estos planteamientos, Núñez fue cuestionado por la senadora Faride Raful – miembro de la comisión que lo evalúa – sobre las razones que llevaron a las autoridades electorales a continuar con el proceso de elecciones a pesar de conocer los fallos técnicos. Núñez respondió que él, junto a los demás directores y técnicos, fueron informados de los inconvenientes junto con algunos miembros del pleno y reiteró que, hasta ese momento, confiaron en que todo “era pasable”.

    Agregó, asimismo, que ningún director conocía de la situación hasta que se hizo una auditoría a los equipos y se determinó que el fallo puntual era la falta de carga de la boleta. Posterior a esto, se efectuó una reunión “hasta las 12 de la noche, en donde la solución fue resolver todo en horas tempranas de la mañana”.

    En ese orden, añadió que los fallos presentados no fueron originados el mismo sábado 15 de febrero, sino que se produjeron en el proceso de clonación y, para ese entonces, “las pruebas no confrontaban ningún inconveniente”.

    Núñez aseveró que el informe que emitió la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre su evaluación a los comicios fallidos, determinó quiénes fueron los responsables y las razones que llevaron a ello, por lo que entiende que no fue responsabilidad de ningún miembro del pleno o director.

    El actual incumbente de elecciones de la Junta, aseguró también que pasados esos fallos del 16 de febrero, “la democracia se restableció en los procesos del 15 de marzo” porque los errores fueron “subsanados” y la población “volvió a confiar en la JCE”.

    En ese orden, el senador José Del Castillo, miembro evaluador, preguntó a Núñez que si a pesar de los inconvenientes técnicos, él podría confiar en el voto automatizado, a lo que Núñez replicó que está herramienta es “un buen elemento” para ser utilizado en comicios futuros.

    “No lo propongo como una herramienta inmediata, sino para cuando estemos preparados para eso”, destacó.

    Agregó, en ese sentido, que los fallos no son meramente por los equipos, sino por “la falta de control de calidad”. Es por esto que, a juicio de Núñez, el voto automatizado es una herramienta que debe someterse al escrutinio de todas las organizaciones.