Marcell Ozuna y sus posibles destinos en la agencia libre de Grandes Ligas

    Marcell Ozuna y sus posibles destinos en la agencia libre de Grandes Ligas. Fuente externa.
    Marcell Ozuna y sus posibles destinos en la agencia libre de Grandes Ligas. Fuente externa.

    INTERNACIONAL.- Con la llegada del receso de temporada y con los rumores de transacciones aumentando, Las Mayores está dándole una profunda mirada a los agentes libres más importantes y en este caso se refirió al jardinero y bateador designado dominicano Marcell Ozuna.
    Luego de un par de convocatorias al Juego de Estrellas con los Marlins en el 2016 y el 2017, el dominicano Marcell Ozuna tuvo dos años buenos, pero no abrumadores, antes de convertirse en agente libre antes de la pasada temporada muerta.
    Ozuna rechazó una oferta calificada de US$17.8 millones de los Cardenales, pero el pacto multianual que buscaba nunca llegó. Terminó aceptando un contrato de un año y US$18 millones con los Bravos, con la intención de reestablecer su fuerte ofensiva antes de ingresar a la agencia libre por segundo invierno en fila.
    Bueno, eso hizo el quisqueyano. Lideró la Liga Nacional con 18 cuadrangulares y 56 impulsadas, con una línea de bateo de .338/.431/.636 en 60 compromisos.
    Los números de Ozuna fueron mejores que los de George Springer, quien es un año mayor al quisqueyano. Pero a diferencia de Springer, quien cuenta con una sólida defensa en el jardín central (o del derecho), el guante de Ozuna es poco valorado, dejándolo como el segundo patrullero de la agencia libre. Es visto como un futuro bateador designado, algo que podría impactar su valor.
    Sin ninguna oferta calificada que implique ceder una selección del Draft de parte del equipo que lo firme, Ozuna no debe de tener problemas a la hora de conseguir ese pacto multianual que lo evadió hace un año.
    DESTINOS PROBABLES
    1. Bravos: Atlanta ha tenido éxito con contratos de un año últimamente, con Josh Donaldson en el 2019 y Ozuna en el 2020. Es posible que el gerente general Alex Anthopoulos busque a otro cañonero con un contrato a corto plazo, pero Ozuna parece encajar a la perfección en el equipo, así que deben considerar ofrecerle un pacto multianual.
    2. Medias Blancas: Chicago fue agresivo en invierno pasado, firmando al cubano Yasmani Grandal, a Dallas Keuchel y al dominicano Edwin Encarnación, además de ofrecierle un nuevo contrato a cubano José Abreu. El resultado fue la primera clasificación del equipo a la postemporada desde el 2008, pero ahora los Medias Blancas buscarán dar el próximo paso luego de ser eliminados en la Serie del Comodín ante los Atléticos. Los quisqueyanos Nomar Mazara y Edwin Encarnación decepcionaron, dejando al gerente general con la necesidad de buscar otro bate de peso.
    3. Medias Rojas: Jackie Bradley Jr. es agente libre, así que los Medias Rojas podrían trasladar a Andrew Benintendi a la pradera central para abrirle espacio a un bateador de impacto en el jardín izquierdo, como Ozuna. Hay que destacar el hecho de que J.D. Martínez será agente libre tras la temporada del 2022 (si es que no decide salirse de su contrato después de la campaña del 2021), dejándole potencialmente el puesto de bateador designado a Ozuna.
    4. Cardenales: San Luis le ofreció la oferta calificada de US$17.8 millones a Ozuna el año pasado, por lo que había interés en retenerlo para una tercera temporada. La ofensiva de los Cardenales lo extrañó en el 2020, al quedar de 14to en carreras anotadas en la Nacional y último en las Mayores en cuadrangulares. Tyler O’Neill no ha aprovechado sus oportunidades en las últimas tres campañas, así que traer de vuelta a Ozuna ayudaría a fortalecer la alineación de San Luis.
    5. Rangers: Texas estaba entre los equipos que intentaron firmar a Ozuna en invierno pasado, antes de que el veterano eligiera Atlanta. Basado en la ofensiva -fueron últimos en la Liga Americana en carreras anotadas y en OPS colectivo- los Rangers pudieron haberse beneficiado de Ozuna en la alineación. Los jardineros izquierdos de los Rangers sumaron cuatro jonrones y .594 de OPS colectivamente. Los que ocuparon el puesto de bateador designado tuvieron el peor OPS de la liga (.575) y dieron apenas cuatro bambinazos. Ozuna llenaría ese hueco.
    6. Astros: Springer, Michael Brantley y Josh Reddick son agentes libres, dejando a Kyle Tucker y al cubano Yordan Álvarez como los únicos patrulleros bajo contrato en Houston. Álvarez, quien estará regresando de cirugías en ambas rodillas en agosto, podría verse limitado exclusivamente al puesto de bateador designado, dejando dos puestos libres en los jardines. Houston necesitará añadir ofensiva si pierde a Springer y a Brantley, haciendo que Ozuna sea una opción interesante.
    7. Mellizos: Los jardines de Minnesota parecieran estar establecidos para el 2021, con Byron Buxton, Max Kepler y el puertorriqueño Eddie Rosario bajo control contractual del club por al menos un año más. La pregunta será si el dominicano de 40 años, Nelson Cruz, regresará para una tercera temporada con los Mellizos. Si Cruz, quien dio 16 jonrones en 53 juegos del 2020, se retira o cambia de equipo, dejará al equipo con la necesidad de llenar ese vacío. Ozuna podría ocupar el puesto de bateador designado o defender la pradera izquierda si Rosario sale del equipo en un año.
    8. Padres: La necesidad de San Diego de Ozuna dependerá del futuro del puesto de bateador designado en la Nacional, con Tommy Pham, Trent Grisham y Wil Myers establecidos en los jardines. Si vuelve a haber bateador designado en San Diego por una segunda temporada seguida, Ozuna podría compartir ese puesto y el jardín izquierdo con Pham.
    VISIÓN DEL SCOUT
    “Marcell Ozuna es un jugador primero de poder, cuyas herramientas a la ofensiva pueden ser inconsistentes y a esta altura su defensa es una vulnerabilidad. Tiene una velocidad élite con su bate y puede impactar la bola de verdad. Sin embargo, la mentalidad agresiva y el movimiento de la parte baja de su cuerpo son parte de la inconsistencia en su producción. Trata de halar la bola y hacer daño con cada swing. Defensivamente, no se ha recuperado totalmente de la lesión en su hombro del 2018 y no tira de la manera en la que una vez lo hizo. Limitado a la pradera izquierda por su brazo, no tiene buenas reacciones ni toma buenas rutas. Ozuna tiene un cuerpo que debe ser monitoreado y que podría ser un factor en la longitud del contrato”.
    Juega con un carisma y exuberancia que hace que generalmente sea querido por sus compañeros. Una ofensiva volátil, las limitaciones a la defensa y el mantenimiento de su cuerpo son interrogantes que deben aceptar los equipos. Sin embargo, es probable que consiga un conjunto que valore su producción de poder, con lo que debe de ser un pacto más corto de lo que debería acordar un jugador en su mejor momento”.
    PRECAUCIÓN AL COMPRADOR
    Ozuna ganó un Guante de Oro en el 2017, pero ningún scout ni estadística lo posicionaba siquiera como jardinero promedio. En el 2019, cuando disputó 129 encuentros en el jardín izquierdo, sus outs por encima del promedio fue de -8, quedando como 121ro de 133 jardineros calificados. Entre los patrulleros izquierdos, fue el 31ro de 39. En el 2020, en una muestra más pequeña, tuvo -1 en 21 partidos en los jardines.
    COMPARACIONES
    La agencia libre de Ozuna tiene similitudes a la de Nick Castellanos hace un año. Ozuna tiene 166 cuadrangulares, 594 impulsadas y OPS de .801 en 991 encuentros, mientras que Castellanos tenía 120 bambinazos, 460 remolcadas y OPS de .798 en 888 compromisos. Lo disparejo de los números colocan al dominicano por encima, pero como jugador de todos los días, Ozuna promedia 23 jonrones y 80 impulsadas por campaña desde el 2014, mientras que Castellanos tuvo 20 tablazos y 70 producidas por año entre el 2014 y 2019.
    Castellanos firmó por cuatro años y US$64 millones con los Rojos en invierno pasado, con un pacto que incluye la opción para salirse es de la temporada del 2020 y del 2021, al igual que una opción mutua para el 2024.