Problemas que NASA enfrenta ante “meteorito de la muerte”

    MSN – Desde hace algún tiempo, la NASA está muy interesada en estudiar a fondo al asteroide “Bennu”, al cual popularmente se le conoce como “el meteorito de la muerte”; sin embargo, recientemente la agencia espacial reveló algunas dificultades que ha tenido para llevar a cabo esta misión.

    En un artículo publicado recientemente en la revista Nature, se explica a detalle cómo los investigadores de la NASA enviaron una nave espacial a dicho meteorito, descubriendo que la superficie de este no tiene nada qué ver con lo que ellos pensaban, ya que se creía que tenía zonas amplias y abiertas que facilitarían su exploración pero en realidad, no existen muchas zonas que puedan usarse para levantar las muestras.

    Los científicos han catalogado esta labor como un “desafío sustancial”, pero confían en que podrán superarlo, así lo señaló el líder de este proyecto Dante Lauretta, en conferencia de prensa.

    La nave enviada a “Bennu” se llama Osiris-Rex, y se tiene planeado que descienda cerca de la superficie del asteroide para el verano del próximo año. Ahí, con un brazo mecánico, obtendrá las muestras y se espera que esté de vuelta en la Tierra para el 2023. Recordemos que dicha nave está orbitando al meteorito desde el año pasado, luego de una “persecución” de un poco más de dos años.

    Bennu está a 70 millones de millas (110 millones de kilómetros) de la Tierra. Se estima que tiene un poco más de 1,600 pies (500 metros) de ancho y es el cuerpo celeste más pequeño jamás orbitado por una nave espacial