Lakers superó a los Blazers en la noche para conmemorar a Kobe Bryant

    LeBron James llegó vestido con un jersey con los dos números que utilizó Kobe Bryant con los Lakers, el 8 enfrente y el 24 en el dorsal. Pero no había un mejor homenaje que ser un depredador en la burbuja como lo fue la Mamba durante 20 temporadas en la NBA. Y lo fue, King James sintió cómo la mística del espíritu de Kobe se apoderó de la duela para hacer ver a su amado equipo casi tan bien como si él estuviese presente físicamente. 

    El hombre que tantas glorias dio al equipo de Los Ángeles y que a tantas vidas inspiró dentro y fuera de la duela, fue conmemorado por primera vez (en el día designado para recordarlo de por vida) luego de haber perdido la vida el pasado 26 de enero en un accidente aéreo junto con su hija Gianna, la ‘Mambacita’ a quien los Lakers también honraron con un parche con un 2 para englobar el amor por ambos.

    Y vaya que James sintió el amor de Kobe y su hija por la institución, pues no solo rompió la estratosférica barrera de los siete mil puntos en Postemporada (que para dimensionar basta con ver al segundo en la lista que es Michael Jordan con cinco mil 987) en una noche en la que la palabra ‘mágica’ se quedó corta para describir la atmósfera en Orlando, Florida, que no necesitó de la presencia de la afición para hacer realidad sueños que ni Disney hubiera podido.

    LeBron completó un doble doble con 30 puntos anotados, seis rebotes y 10 asistencias para liderar a los Lakers a una victoria de 135-115 sobre los Trail Blazers, que fueron poco menos que una caricatura y quedaron en jaque al ponerse la serie 1-3 en su contra, tras haber sido la gran sensación de la burbuja hace apenas unos días, cuando lograron colarse a Playoffs como el ‘Underdog’. Una exhibición pura de la Mamba Mentality en la noche más representativa del hombre que marcó a los Lakers para siempre.