La versión que da el cardiólogo golpeado durante toque de queda

0
47
Noel Antonio Gómez Ferreira, médico. (FUENTE EXTERNA)
Noel Antonio Gómez Ferreira, médico. (FUENTE EXTERNA)

El cardiólogo Noel Antonio Gómez Ferreira, quien fue agredido frente a su casa en Santiago por agentes policiales y militares durante el toque de queda, dijo que fue perseguido por una patrulla de la Policía Nacional con las luces apagadas y que luego fue brutalmente esposado y tirado en la parte trasera de una patrulla de la Policía Nacional.

El dato está contenido en el acto de denuncia que puso este lunes en el Comando Cibao Central de la Policía Nacional ubicado en Santiago en contra del sargento José Eduardo Cruz Rosa y el cabo Jefrey Alonso Tavera Monegro por la agresión durante su apresamiento durante el horario del toque de queda frente a su vivienda.

EL HECHO OCURRIÓ AYER DOMINGO A LAS 9:00 DE LA NOCHE.
En el documento, el doctor señaló que mientras se desplazaba en su vehículo por la autopista Duarte, antes de llegar a la Fortaleza, se percató de que un vehículo con las luces apagadas estaba detrás suyo, por lo que aumentó la marcha y al ver que continuaba siguiéndolo optó por no abrir el portón que da acceso al residencial donde vive y siguió la marcha.

“Y al girar más adelante, me percaté que dicho vehículo era una unidad de la Policía Nacional con las luces apagadas, por lo que retorno nueva vez pero despacio y cuando me dispongo a abrir el portón del residencial, la unidad me cierra el paso con las luces apagadas, rápidamente se desmonta el conductor y se dirige a mí, bajo el cristal y le expreso que soy médico y trabajo en el Homs, quien me solicita bajar del vehículo, que ellos me están dando seguimiento, a lo que le dije que si ellos me habían hecho cambios de luces o encendido las centellas, yo me hubiese detenido”, indica el documento que dijo el médico en su denuncia.

Agregó que tras decirle que vive en ese residencial, la respuesta que recibió fue que él estaba detenido, que colocara las manos detrás de la espalda y que luego de esposarlo lo apretaron fuertemente, “coaccionándome trauma cerrado en antebrazo, múltiples laceraciones en el antebrazo (certificado médico pendiente)”.

Indicó que los agentes querían llevárselo preso en su vehículo y al negarse llamaron a otra patrulla policial, “en la que me tiran a la parte de atrás de la unidad, donde resulté con varios hematomas y laceraciones múltiples laceraciones en ambas piernas”.

Tras la acción, Gómez Ferreira señaló que fue llevado al cuartel de Mari López sin permitirle ponerse la mascarilla y lo encerraron en la cárcel junto a los demás detenidos.

La querella fue recibida por el coronel Garibaldy de la Rosa Nazir, oficial investigador.