“La Soga”, ¿un chivo expiatorio de la Policía o un sicario a carta cabal?

    La Soga

    El hoy occiso y exteniente de la Policía Nacional, Fernando de los Santos (a) “La Soga” expresó en varias ocasiones que estaba limpio de las imputaciones de múltiples asesinatos, 35 en total, que pesaban en su contra por parte de las autoridades que lo señalaban como un peligroso miembro del sicariato en el país.

    Este miércoles “La Soga” cayó abatido a balazos frente a su vivienda, llevándose a la tumba los secretos sobre la vida de sicariato que le imputaban en el país, y por la cual fue perseguido por la institución policial a la cual pertenecía.

    De acuerdo a reportes preliminares, de Los Santos se encontraba haciendo ejercicios cuando recibió múltiples impactos de balas en su cuerpo que le provocaron la muerte. 

    “Yo estoy totalmente limpio, no he hecho nunca nada malo en la Policía, pido perdón a las familias de esos muertos, que muchos han ido a visitarme”, testificó el hoy occiso en aquel entonces.

    Pero ¿quién era La Soga?

    De los Santos alias “La Soga”, oriundo de Gurabo en Santiago, permaneció en el anonimato por 19 años en las filas de la Policía Nacional llegando a alcanzar el rango de teniente, hasta que en 2011 se supo de su existencia a nivel nacional tras ser vinculado al asesinato de dos jóvenes alegadamente por encargo en el Ensanche Libertad, en Santiago.

    Las víctimas de ese entonces fueron identificadas como Elvis Sebastián Valerio Espinal y Luis Roberto Torres Ortega (a) “Robert”, por cuyas muertes “La Soga” habría recibido la suma de $250,000 pesos para las ejecuciones.

    Además, se sumaron los nombres de otras víctimas como Bonel de Jesús Lanfranco Castro (a) “Bonnelly” y Joan Silverio Ureña (a) “Yoan”, las cuales adjudicaron al expediente del exteniente de la Policía.

    Las acusaciones por parte de las autoridades indicaban que La Soga era miembro de un grupo de agentes de la Policía Nacional al cual le denominaron “El escuadrón o El equipo”, cuya misión alegadamente era dar seguimiento a personas con expedientes delictivos en el país.

    La Policía Nacional informó en 2017 ante los medios de comunicación que por seis años habían perseguido a La Soga por los supuestos crímenes de sicariato que había cometido, al punto de dar parte a la Policía Internacional (INTERPOL), emitiendo una alerta de búsqueda en 172 países.

    Para ese año, el hoy exministro de Interior y Policía, Ramón “Monchy” Fadul, informaba ante medios de comunicación que La Soga se encontraba prófugo de la justicia en España.

    Sin embargo, medios informativos de la ciudad de Santiago decían que recibían constantes denuncias de que La Soga no estaba en el país y que se encontraba en su pueblo natal de Gurabo, en la cual alegadamente participaba de apuestas de gallos y otras actividades cotidianas.

    En tanto, el exjefe de la Policía Nacional José Armando Polanco Gómez, había descrito a La Soga como una persona peligrosa y fuertemente armado, razón por la cual le solicitó que se entregue a las autoridades competentes, indicando la preservación y garantía de su vida y derechos.

    Apresamiento

    El jueves 1  de noviembre del año 2017, la Policía Nacional informó que apresó a Fernando de los Santos (a) “La Soga” en un sector de Santo Domingo, en el Distrito Nacional, tras seis años de perseguirlo tanto a nivel nacional como internacional.

    En ese orden, Yeni Berenice Aquino, en ese entonces representante del Ministerio Público en la ciudad de Santiago, requirió la presencia de La Soga para interrogarlo en torno a las acusaciones de sicariato y la muerte de los jóvenes Elvis Sebastián y Luis Roberto Torres Ortega, en el Ensanche Libertad de Santiago

    Fuente: elnuevodiario.com.do