Jeff Bezos es tan rico que acaba de marcar un nuevo récord para la humanidad

    Jeff Bezos es tan rico que acaba de marcar un nuevo récord para la humanidad

    Jeff Bezos es tan rico que acaba de marcar un nuevo récord para la humanidad

    Que el coronavirus ha supuesto un mazazo para la mayor parte de las empresas de todo el mundo no debería sorprender a nadie. Sin embargo, en un año tan sombrío para la mayoría de negocios, una minoría ha salido de la crisis más fuerte de lo que entró. Jeff Bezos es, de esta minoría, el que mejor ha sabido aprovecharla.

    En medio de la vorágine de cierre de negocios, paro, crisis incipiente y, en definitiva, millones de euros perdidos, el millonario fundador de Amazon ha aumentado su fortuna hasta superar los 150.000 millones de euros (172.000 millones de dólares) al cambio actual, una cifra jamás alcanzada por ningún otro millonario, según índices como el de Bloomberg.

    Pero los datos de crecimiento no son menos sorprendentes: más de 50.000 millones de euros ganados en lo que va de pandemia. Siguiendo esta estela, Bezos va camino de convertirse en el primer billonario de la historia de cara a 2026.

    A lo largo de esta semana, el magnate ha recuperado el récord que tenía antes de marzo de 2019, momento en que se divorció de MacKenzie Bezos. Tras más de 25 años de matrimonio, el acuerdo de separación dejó a MacKenzie el 25% de las acciones de la pareja en Amazon, lo cual suponía alrededor del 4% de participación en la empresa. Esto, claro, devaluó considerablemente la cartera de Jeff. Hasta hoy.

    La mayor parte de la riqueza de Bezos está ligada a Amazon. Posee aproximadamente 57 millones de acciones (12% de la compañía), las cuales se han disparado un 56% desde el último dato de 2019. No es de extrañar, ya que el gigante tecnológico ha sido la empresa que más ha crecido desde el inicio de la pandemia.

    Nadie crece tanto como Bezos

    Con una amenaza invisible rondando por las calles, el temor a salir de casa se convirtió en un nuevo negocio a capitalizar.

    Superados por la amplia demanda de marzo, la compañía emprendió en abril una enorme campaña de contratación de 175.000 personas. Con el paso de las semanas, la compañía se convirtió en el mercado de abastos online para los más reacios a salir de casa. El miedo, sumado al desabastecimiento de los comercios tradicionales en todo el mundo, Amazon ideó una política de suministro centrada únicamente en «productos esenciales», como artículos domésticos o de higiene. Los ingresos no tardaron en notarse, pero también los costes.

    Por momentos, Bezos incluso temió su primera pérdida trimestral desde 2015, pero el tremendo auge de las compras en línea y la creciente importancia de su negocio de cloud en un contexto marcado por el teletrabajo elevó las acciones de Amazon a niveles nunca vistos.

    Antes de la pandemia, el valor de estas participaciones era de 1.883,85 dólares (1.678 euros); a día, de hoy, de 2.890,30 dólares (2.570,17 euros).