Indica prioriza cooperación mundial como presidencia del G-20

6
Indica prioriza cooperación mundial como presidencia del G-20
Indica prioriza cooperación mundial como presidencia del G-20

Por Embajador Asole Muergo

Embajador de la India en República Dominicana.

El 1 de diciembre de 2022, India asumió la Presidencia del Grupo de los 20

(G-20).

El G-20 representa a 19 grandes economías y a la Unión Europea.

Unión Europea, que representan el 85% del PIB mundial, más del 75% del comercio mundial y alrededor de dos tercios de la población mundial. 

El lema de la Presidencia India del G-20 es «Una Tierra, una familia, un futuro», en sánscrito por la frase “Vasudhaiva Kutumbakam”.

El enfoque holístico  interdependiente de la India hace hincapié en una cooperación global efectiva

y equitativa.

Para cuando se celebre la Cumbre del G-20 en la India los días 9 y 10 de septiembre de 2023, se habrán celebrado alrededor de 200 reuniones del G-20 en más de 50 ciudades de la India para llevar a cabo el plan de trabajo del G-20 a través de 32 líneas de trabajo diferentes. Esto proporciona un amplio lienzo para la cooperación mundial.

Las seis prioridades declaradas por la India como presidencia del G-20 son cambio climático

climático, crecimiento inclusivo y resiliente, aceleración del progreso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), transformación transformación tecnológica y las infraestructuras públicas digitales, el desarrollo liderado por las mujeres y un multilateralismo reformado.

El empeño de la India es hacer que las actividades del G-20 se centren en el ser humano. En las reuniones del G-20 celebradas hasta ahora en la India se ha hecho hincapié en la participación de todas las partes interesadas, incluido un gran número de jóvenes.

La Cumbre del G-20, en Bali celebrada en noviembre de 2022, reiteró que el G-20 sigue siendo «el principal foro de cooperación económica mundial». La Presidencia de la India del G-20 se ha centrado conscientemente en una mayor cooperación denttro del marco económico.

En la actualidad, los principales retos para la cooperación mundial provienen del impacto

de los conflictos armados y de perturbaciones sin precedentes como la pandemia del COVID-19 en el desarrollo socioeconómico.

La Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible, con sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), representa el único marco universal para el desarrollo socioeconómico mundial.  Dos estadísticas ilustran la grave dimensión de los retos a los que se enfrenta la Agenda 2030.

Según la ONU, unos 60 millones de personas en todo el mundo eran víctimas de conflictos armados para cuando se adoptó por unanimidad la Agenda 2030 en septiembre de 2015. Para 2022, esa cifra habría aumentado drásticamente a 324 millones de personas.

En 2015, según el Banco Mundial, unos 700 millones de personas, principalmente en África subsahariana y Asia meridional, vivían por debajo de la línea de la pobreza.

Para el 2022, alrededor de 685 personas en todo el mundo estaban por debajo del umbral de pobreza, con hasta 150 millones, principalmente en los países en desarrollo, arrastrados por debajo del umbral de pobreza por la pandemia del COVID-19.

El informe subraya que la desigualdad mundial ha aumentado por primera vez en décadas, siendo la pérdida de ingresos de los más pobres del mundo, el doble que la de los más ricos.

En respuesta, la prioridad de la Presidencia India del G-20 ha sido reactivar el impulso de la cooperación mundial necesario para alcanzar la Agenda 2030 antes de la fecha límite del 31 de diciembre de 2030.

Los ODS identificados subsumen las seis prioridades identificadas por la India durante su Presidencia.

En las seis áreas que India ha identificado como sus prioridades, las iniciativas nacionales adoptadas por India.

India han sido compartidas con otros países del G-20, especialmenteBpaíses en desarrollo. Las credenciales de India para impulsar una mayor cooperación globalNdentro del G-20 tiene sólidos fundamentos.

Cambio climático. El pilar del cambio climático se ha visto significativamente por la iniciativa de la India de abogar por la Acción por el Clima.

Dos propuestas emblemáticas son la adaptación global de los Estilos de Vida para el Medio Ambiente (LiFE) y el uso de energía solar renovable para el desarrollo.

La propuesta conjunta India-Francia sobre el aprovechamiento de la energía solar, presentada durante la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en París en 2015, tuvo como resultado la creación de la Alianza Solar Internacional (ISA), con sede en la India.

En la actualidad, unos 120 países son miembros de la ISA, que pretende movilizar 1 billón de dólares en inversiones en soluciones de energía solar solar para 2030, proporcionando acceso a la energía a 1.000 millones de personas con soluciones energéticas limpias y la instalación de 1.000 GW de capacidad de energía solar.

Durante su Presidencia del G-20, India se ha se ha centrado en la necesidad de que los países desarrollados miembros del G-20 contribuyan tanto financieramente como a través de transferencias no restrictivas de tecnologías respetuosas con el medio ambiente para mejorar las capacidades nacionales de los países en desarrollo para cumplir los objetivos medioambientales globales.

Crecimiento inclusivo. La iniciativa emblemática de la India para una Coalición Mundial para Infraestructuras Resilientes a los Desastres (CDRI, por sus siglas en inglés), presentada en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima de 2019, ancla el creciente énfasis dentro del G-20 en la necesidad de sostener el crecimiento económico y construir cadenas de suministro resilientes, especialmente tras la pandemia de COVID-19 y una serie de desastres naturales atribuidos al cambio climático.

Mediante el desarrollo de normas y reglamentos para resiliencia de las infraestructuras ante los riesgos climáticos y de catástrofes, la CDRI pretende ampliar un enfoque de múltiples partes interesadas para sostener a través de una transferencia de conocimientos bidireccional entre los países desarrollados y en desarrollo. India, que alberga la Secretaría de la CDRI, es actualmente el mayor contribuyente financiero a esta iniciativa.

Desarrollo sostenible. Para ayudar a los países en desarrollo a cumplir sus metas nacionales para aplicar la Agenda 2030 y sus ODS, la India y la ONU crearon el Fondo de Asociación para el Desarrollo India-ONU en 2017.

Con apoyo financiero comprometido de 150 millones de dólares de la India, el Fondo ha priorizado los proyectos de desarrollo en los países menos desarrollados, en los países en desarrollo sin litoral y en los pequeños Estados insulares en desarrollo. En 36 proyectos en 37 países socios. Hasta ahora, 36 proyectos en 37 países asociados han sido procesados por el Fondo.

Transformación tecnológica. La experiencia exitosa de la India en el uso de de las tecnologías digitales para la gobernanza y el empoderamiento para acelerar el desarrollo a través de un enfoque de «toda la sociedad»,  la ha convertido en líder creíble en este ámbito durante su Presidencia del G-20.

En conjunto el PNUD, la India ha acogido una serie de debates del G-20 para situar a la India como centro mundial de estándares abiertos e interoperables para crear una infraestructura pública digital centrada en el ser humano con menores costes de en desarrollo.

Empoderamiento de la mujer. India ha dado prioridad a la inclusión digital y inclusión financiera de las mujeres mediante el uso de la tecnología digital.

El objetivo actual

de las reuniones del G-20 que se celebran en India en este ámbito incluye el alcance efectivo en la educación de las mujeres, mayores posiciones de liderazgo, y la reducción continua de las brechas identificadas en materia de igualdad de género.

Multilateralismo reformado. En el preámbulo de la Agenda 2030 se subraya que «no puede haber desarrollo sostenible sin paz, ni paz sin desarrollo sostenible».

La India ha tomado la iniciativa al señalar que «esta no es una era de guerra». Sin embargo, la ineficacia de las instituciones multilaterales existentes para garantizar la paz, la paz, la seguridad y el desarrollo ha puesto de relieve la necesidad de un “multilateralismo reformado».

El G-20 tendrá que dar un gran impulso a la reforma de instituciones multilaterales como la ONU y su Consejo de Seguridad, responsables  bajo la Carta de las Naciones Unidas de mantener la paz y la seguridad internacionales (donde las reformas ordenadas unánimemente por los líderes mundiales en 2005 continúan siendo bloqueadas por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad); el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial de garantizar la coordinación financiera mundial para la reconstrucción y el desarrollo internacionales (las reformas de las cuotas y la reformas de la gobernanza del FMI acordadas en 2010 siguen sin aplicarse hasta ahora debido a tácticas dilatorias de los países desarrollados); y la Organización Mundial del Comercio, creada para asegurar la primacía de las normas comerciales acordadas multilateralmente basadas en la no discriminación (donde las reformas para mejorar la integridad y eficacia de la organización están siendo explotadas desde 2016 por el creciente recurso de los países desarrollados al unilateralismo y al proteccionismo).

Cuando India asumió la Presidencia del G-20 en la Cumbre de Bali de noviembre de 2022, el primer ministro Narendra Modi declaró que «las prioridades del G-20 se configurarán en consulta no sólo con nuestros socios del G-20 sino también con nuestros compañeros del Sur Global, cuya voz a menudo no se escucha».

Los días 12 y 13 de enero de 2023, la India acogió una reunión virtual de la «Voz del Sur Global para el Desarrollo Centrado en el Ser Humano».

La importancia de esta iniciativa de la India puede medirse por el hecho de que 125 países respondieron a esta iniciativa, entre ellos 47 de África, 31 de Asia, 29 de América Latina y el Caribe, 11 de Oceanía y 7 de Europa.

El 27 de marzo de 2023, los países en desarrollo de la ONU votaron abrumadoramente a favor de adoptar una solución que se oponga a las sanciones unilaterales debido a su naturaleza «extraterritorial» y a su impacto adverso sobre el «derecho al desarrollo».

Las deliberaciones del G-20 bajo la Presidencia India se llevarán a cabo a través de dos procesos. Dentro del G-20, tres grandes países en países en desarrollo (India, Brasil y Sudáfrica) liderarán el G-20 durante 2023- 2025 creando una ventana de tres años para implementar las prioridades del Sur Global.

Fuera del G-20, los procesos en curso para mejorar cooperación internacional llegarán a su punto álgido con la Cumbre de la ONU sobre los ODS en septiembre de 2023, seguida de la Cumbre del Futuro de la ONU en 2024.

Se espera que estas Cumbres desemboquen en la convocatoria de una Conferencia General para revisar la Carta de la ONU, como recomendó en abril de 2023 la Junta Consultiva de Alto Nivel sobre el Multilateralismo Eficaz del Secretario General de la ONU, coincidiendo con la Cumbre del 80 aniversario de la ONU en 2025.

Esto representa una oportunidad de oro para la Presidencia de la India del G-20 a la hora de consolidar un paradigma de desarrollo sostenible «centrado en el ser humano», que restaure el apoyo popular al principio de cooperación internacional internacional que defienda el funcionamiento del «mundo como una familia».