Imponen tres meses de prisión preventiva contra policía hirió a hombre en restaurante

4

SANTO DOMINGO, RD.- El juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso tres meses de prisión preventiva como medida de coerción al sargento mayor de la Policía Nacional Edwin Mercedes Pérez, acusado por la Fiscalía del Distrito Nacional de herir de bala a un hombre luego de un intercambio de palabras el sábado 26 de agosto en un restaurante de la avenida Independencia, de la capital dominicana.

El tribunal presidido por la magistrada Fátima Veloz, tomó la decisión, luego de acoger un pedimento del Ministerio Publico en contra del agente del orden, a quien envió a cumplir la coerción a la cárcel de Operaciones Especiales, en Manoguayabo, por herir de bala en una de sus piernas a Darwin Peralta, quien se encontraba junto a su esposa, Paola Félix, en el restaurante.

De acuerdo a la solicitud de medida de coerción presentada por la Fiscalía del Distrito Nacional, con su comportamiento, el sargento Edwin Mercedes Pérez violentó las disposiciones del artículo 309 del Código Penal Dominicano, que castiga al que voluntariamente infiere heridas, diere golpes o cometiere actos de violencia.

El incidente ocurrió el sábado 26 de agosto pasado cuando ambos hombres, víctima y agresor, se encontraban en la fila de clientes esperando su turno para ser despachados, momento en el cual el agente policial, en lugar de pedir la comida, solo preguntaba por los precios.

Así lo explico en el tribunal Paola Félix, testigo del hecho, quien narro que su esposo le dijo al muchacho que trabaja en restaurante que los despachara a ellos primero, porque el señor (el agresor) lo que estaba era pidiendo precios, comentario que habría molestado el imputado, quien respondió que él tenía derecho a pedir precios, porque iba a pagar con su dinero, lo que generó una agria discusión entre las partes.

Sostuvo que una vez terminada la discusión el agente policial Edwin Mercedes salió del establecimiento comercial y se dirigió hacia su vehículo para buscar un arma de fuego, con la que le realizó cinco disparos al señor Darwin, hiriéndolo en su pierna izquierda, situación que provoco una estampida de clientes y empleados del restaurante sorprendidos por la balacera.