Entérese de por qué hay un tapón en el puente de “La 17”

0
3
Entérese de por qué hay un tapón en el puente de “La 17”
Entérese de por qué hay un tapón en el puente de “La 17”

SANTO DOMINGO.- En estos momentos se registra un fuerte taponamiento en el tránsito vehicular en el puente Francisco del Rosario Sánchez (La 17) hacia la avenida Padre Castellanos debido a la filmación de una película. Agentes de la Dirección General de Transporte y Tránsito Terrestre (Digesett) se encuentran en el lugar para controlar el flujo.

De acuerdo a la directora de la Dirección General de Cine (Dgcine), Rosanna Pérez se trata de escenas adicionales que trabajan en dicho puente sobre el filme «Arthur the King», rodada hace varios meses por el actor Mark Wahlberg, la cual cuenta con permisos tanto de la Dgcine y del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

“Lamentablemente, en filmaciones, es muy difícil empujar hacia fechas específicas no laborables. Ahora, sí me consta que ellos (los productores) no han cerrado el puente entero, de hecho, lo que tiene es un solo carril porque el rodaje se está haciendo en la acera”, explicó Pérez en comunicación con el programa Sol de la Mañana, que se transmite por Zol 106.5 FM sobre la preocupación de algunos ciudadanos y porqué no se realizaron esos trabajos otro día en el que haya menos flujo de tránsito.

De acuerdo a la directora de la Dirección General de Cine (Dgcine), Rosanna Pérez se trata de escenas adicionales que trabajan en dicho puente sobre el filme «Arthur the King», rodada hace varios meses por el actor Mark Wahlberg, la cual cuenta con permisos tanto de la Dgcine y del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

La cinta se roda bajo la dirección de Simon Cellan Jones, y estará coprotagonizada por Simu Liu, quienes también se encuentran en suelo dominicano, donde se recreará la selva amazónica.

“Arthur the King” está basada en hechos reales ocurridos al equipo sueco que participaba en el Mundial de Aventura Huairasinchi en Ecuador en 2014.

En esa competencia, Mikael Lindnord, líder del equipo, se encontró con un perro que lo acompañó todo el difícil trayecto. Lindnord decidió adoptarlo, le puso Arthur de nombre y lo llevó con él a Suecia, donde vivió con su familia hasta su muerte en diciembre de 2020.