El coronavirus, nueva amenaza a la frágil estabilidad económica

    Bloomberg – Aunque aún es muy pronto para calcular los impactos económicos del virus, analistas esperan que golpee el PIB de China y su apetito por materias como el petróleo, cuya demanda contaba con una proyección de crecimiento para este año, según informe de la OPEP

    El brote del letal coronavirus amenaza con descarrilar una frágil estabilización de la economía mundial, la cual parecía encaminada a beneficiarse de la primera fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, y las señales de un cambio tecnológico.

    Es demasiado pronto para evaluar el impacto total en China, donde se han ampliado los feriados nacionales y el acceso a la ciudad central de Wuhan está bloqueado, pero está claro que el virus está perjudicando el consumo y el turismo.

    La producción industrial también sufrirá un impacto justo cuando las fábricas normalmente volverían a las plenas operaciones después de los festivos del Año Nuevo Lunar, al igual que la inversión privada. Ello afectará a las economías que dependen de la demanda china. Bloomberg Economics dice que los países vecinos en Asia y los exportadores de productos básicos se enfrentan al mayor impacto.

    Compañías mundiales como Honda y Nissan se encuentran entre las que están evacuando a los trabajadores de la zona afectada, mientras que los operadores de parques temáticos, los cines, los minoristas y las cadenas de restaurantes suspenden o reducen las operaciones para proteger a los trabajadores.

    “El coronavirus de Wuhan plantea un riesgo significativo a la baja para las perspectivas económicas a corto plazo de Asia y el Pacífico en 2020 si la epidemia continúa aumentando en las próximas semanas”, manifestó Rajiv Biswas, economista jefe de Asia Pacífico en IHS Markit, en un informe reciente a los clientes. “El alcance y la duración de este shock negativo para el crecimiento económico regional dependerá de la rapidez con que se pueda controlar la epidemia del virus de Wuhan“.

    Zona cero

    Wuhan está sufriendo el mayor impacto económico. El acceso a la ciudad de 11 millones está bloqueado en un intento por frenar la propagación del virus, dejando las carreteras vacías y millones de personas aisladas e inactivas.

    La economía de US$214.000 millones representa aproximadamente el 1,6 % del PIB nacional. Es un centro vital de logística, fabricación de automóviles y acero en el centro de China, lo que aumenta el impacto de las interrupciones en los viajes y la producción allí.

    “Las cadenas de oferta complicadas y la producción en el momento justo podrían significar que los cortes de producción en las fábricas de Wuhan tienen efectos indirectos más amplios”, según Shaun Roache, economista jefe para Asia-Pacífico de S&P Global Ratings.

    Vacaciones más largas

    Además de la cuarentena de Wuhan y otras partes de la provincia de Hubei, China ha ampliado el feriado actual por unos días y otras provincias como Shanghái han pedido a las empresas que retrasen su reapertura otra semana. Ese cierre prolongado afectará los ingresos de las empresas chinas, perjudicará el consumo y también reducirá la producción industrial y las exportaciones, al menos temporalmente.

    Los economistas aún están calculando el problable impacto al crecimiento del PIB. Informes recientes de UBS Group AG, Nomura Holdings y Barclays Bank se remitieron al brote de SARS de 2003 para una orientación sobre el posible potencial.

    Barclays estimó que la confianza del consumidor y la actividad de gasto se verían afectadas, y restaría de 0,1 a 0,2 punto porcentual temporal al crecimiento del PIB en el primer o segundo trimestre. En toda China, si el gasto en cosas como el transporte discrecional y el entretenimiento cayera un 10%, el crecimiento general del PIB se reduciría en aproximadamente 1,2 puntos porcentuales, según estimaciones muy generales de Roache de S&P.

    Impacto global

    Bloomberg Economics dice que la composición cambiante de la economía de China en comparación con el brote de SARS de 2002-2003 podría magnificar el impacto, tanto en el territorio nacional como a nivel mundial.

    “Un papel más importante para el consumo, el turismo y otras actividades de ocio, el aumento masivo de los viajes y el potencial de que unos mercados en pánico asesten un golpe a la confianza, implica que los riesgos son mayores”, escribió el economista jefe, Tom Orlik.

    Aun así, siempre existe la posibilidad de que las economías también se recuperen rápidamente.

    “Asia tiene margen para respuestas de política monetaria y fiscal, y estas crisis de virus tienden a ser de corta duración y causan una trayectoria en forma de V en la actividad económica, ya que hay mucha actividad acumulada una vez que el virus alcanza su punto máximo”, dijo Rob Subbaraman, jefe de macro investigación global de Nomura Holdings en Singapur.

    Fuente: Bloomberg.