Ecuador roza los 46.000 casos de coronavirus y los 4.000 fallecidos

Ecuador roza los 46.000 casos de coronavirus y los 4.000 fallecidos

El Ministerio de Salud de Ecuador ha informado este viernes de que el país cuenta con un total de 45.778 casos de coronavirus y 3.828 muertos a consecuencia de la enfermedad.

Asimismo, las autoridades sanitarias, que han especificado que han realizado 133.458 pruebas diagnósticas de la COVID-19, han precisado que 12.669 personas cuentan con el alta epidemiológica en Ecuador y 5.410 con el alta hospitalaria. Sin embargo, 549 personas permanecen hospitalizadas, 221 con pronóstico reservado.

Guayas es la provincia ecuatoriana más golpeada por el coronavirus, ya que cuenta con 14.615 positivos. Detrás de ella se ubican Pichincha, con 5.060; Manabí, 3.206 contagiados; Los Ríos, 1.919; y El Oro, 1.442.

En este contexto, las autoridades ecuatorianas han decidido que la jornada laboral presencial para el sector público en Quito, la capital, continuará suspendida hasta el 22 de junio, según ha anunciado la ministra de Gobierno, María Paula Romo, mediante su cuenta de Twitter.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Metropolitano de Quito había solicitado que la suspensión del trabajo presencial de los funcionarios se mantuviera hasta el 1 de julio. Estaba previsto que el retorno de los funcionarios al trabajo presencial en Quito, que cuenta con 4.549 casos de coronavirus, se realizara este lunes.

Según estudios de la Secretaría de Seguridad recogidos por el diario ‘El Comercio’, la vuelta a actividades que impliquen desplazamiento, uso de servicios y atención física en las dependencias públicas de la capital ecuatoriana podría aumentar los casos de la COVID-19 en un promedio de 500 nuevos al día.

Quito está en semáforo amarillo modificado –el sistema de colores que evalúa la situación epidemiológica de cada área de Ecuador– desde el 3 de junio y está previsto que se evalúe el impacto de la flexibilización de las medidas de restricción el 17 de junio. Ecuador lleva en estado de emergencia sanitaria desde el 11 de marzo. El 29 de marzo, el país latinoamericano confirmó su primer caso de la COVID-19