Condenan a 15 años de prisión a un comerciante que violó a una menor de edad en un colmado del sector Cristo Rey

31

SANTO DOMINGO , RD.-El Ministerio Público logró una condena de 15 años de prisión en contra del comerciante Casimiro Almonte del Orbe, acusado por la Fiscalía del Distrito Nacional de violar sexualmente a una menor de edad, en un hecho ocurrido en el interior de un colmado de su propiedad, localizado en el barrio Las Flores, del sector Cristo Rey, en el Distrito Nacional.

La sentencia fue pronunciada por los jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, luego de acoger en todas sus partes las pruebas documentales, periciales y testimoniales aportadas por la fiscal litigante Leidy Nayra García, con las que demostró la culpabilidad de los hechos puestos a su cargo.

Según el expediente instrumentado por la fiscal investigadora Quirci Rodríguez, Casimiro Almonte del Orbe venía abusando de la menor de 12 años de edad desde hace dos años, hasta que la jovencita informó sobre el caso el 18 de mayo del 2022 a una maestra de su colegio. Indica que la docente lo notificó a la dirección del centro de estudios y este posteriormente se lo comunicó a la madre de la agraviada, quien presentó formal querella contra Casimiro Almonte en la Unidad de Prevención y Persecución de la Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales de la Fiscalía del Distrito Nacional, que de inmediato inició las investigaciones que culminaron con el arresto y sometimiento a la justicia del acusado.

La víctima, cuyo nombre se omite al igual que el de su madre para proteger su identidad, narró los hechos en una entrevista realizada a través de Cámara Gesell, donde contó a los investigadores que Casimiro Almonte venía cometiendo los delitos sexuales desde que ella tenía 10 años de edad, en el interior del colmado de su propiedad.

Según sus declaraciones, la primera vez ocurrió el 20 de agosto del 2020, alrededor de las 9:00 de la noche, en momentos en que se dirigía a una iglesia del referido sector y entró al colmado propiedad del acusado a comprar una golosina, momento que este aprovechó para cerrar rápidamente la puerta principal del negocio.

Agregó que tan pronto cerró la puerta, Almonte la tocó por sus partes íntimas, la desnudó, le dio a tomar una pastilla blanca y luego procedió a violarla sexualmente, y que un rato después despertó con un fuerte dolor en la vulva.

Dijo que al despertarse se encontraba en un salón de belleza situado detrás del colmado, propiedad de la esposa del comerciante, y que este le dio una indeterminada cantidad de dinero y le advirtió que, si decía algo a su madre, las mataría a las dos.

Asimismo, dijo que, al día siguiente, su madre la envió al colmado a un mandado y que Almonte del Orbe aprovechó de nuevo para repetir la acción criminal, durmiéndola con una pastilla, y que no conforme con su acción, empezó a enviarle mensajes por WhatsApp donde le ordenaba que lo visitara, al tiempo que le enviaba constantemente mensajes y videos pornográficos.

El Ministerio Público otorgó al presente caso la calificación jurídica de “Violación Sexual y Maltrato Físico y Psicológico” en perjuicio de la menor de edad, delito previsto y sancionado por el artículo 331 del Código Penal Dominicano y el artículo 396 del Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03).