Con el hundimiento de la economía, el negocio de Trump está en peligro

Con el hundimiento de la economía, el negocio de Trump está en peligro

Como si la amenaza de la destrucción de la economía estadounidense no fuera suficiente, el presidente Donald Trump enfrenta otra crisis más personal: la de los hoteles, campos de golf y negocios inmobiliarios de la Organización Trump.

Sus hoteles de cinco estrellas en Estados Unidos y Canadá con más de 2.200 habitaciones están en su mayoría vacíos, sus campos de golf, incluidos los de Escocia e Irlanda, están bajo presión para cerrar, y su querida «Casa Blanca del Sur», el complejo Mar a-Lago en Palm Beach, Florida, está cerrado.

Al igual que otros hoteles en todo el mundo, Trump se ha visto obligado a despedir a la mayoría de los trabajadores, y se enfrenta al hecho de que los 435 millones en ingresos que informó la Organización Trump haber registrado en 2018, probablemente se evaporen este año.

Se desconoce cuán grave sería esta crisis para una empresa controlada sigilosamente por una familia notoriamente poco transparente sobre sus finanzas.

También se han planteado dudas sobre si las preocupaciones reales de Trump sobre su propia compañía están dando forma a su respuesta a la crisis. 

Se cuestiona por ejemplo, si parte del gigantesco plan de rescate económico de 2 billones acordado durante la noche del martes en el Congreso terminará ayudando a sus negocios de hoteles y resorts, y si su intento de poner fin al aislamiento forzado por el coronavirus es parte de su estrategia para salvar a la empresa familiar.

«Nuestro país no está diseñado para cerrar», subrayó Trump el martes, pidiendo el fin de las restricciones para la segunda semana de abril. «Puedes destruir un país de esta manera al cerrarlo», señaló, acotando que evaluará la próxima semana el levantamiento de medidas.

El senador demócrata Chuck Schumer dijo el miércoles que el paquete de rescate económico no se utilizará para apoyar a las empresas de Trump.

«Escribimos una disposición en la que, no solo del presidente, sino cualquier figura importante en el gobierno, gabinete, Senado, Congreso, si ellos o su familia tienen la mayoría (de una empresa), no podrán obtener subvenciones o préstamos», declaró a la CNN.

Es un buen tema!, pero me gustaría conocer tus comentarios