China lleva su guerra arancelaria contra Estados Unidos ante la OMC

    China presentó un caso contra Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por los aranceles de Washington a las importaciones, dijo el lunes el Ministerio de Comercio chino.

    Estados Unidos comenzó a aplicar gravámenes de un 15% sobre una variedad de bienes chinos el domingo, incluido calzado, relojes inteligentes y televisores de pantalla plana, mientras que China aplicó nuevos impuestos al petróleo de Estados Unidos, en la más reciente escalada de su guerra comercial.

    Los más recientes aranceles violan el consenso alcanzado por los líderes de Estados Unidos y China en una reunión en Osaka, dijo el Ministerio de Comercio en un comunicado. Pekín defenderá firmemente sus derechos legales de acuerdo a las normas de la OMC, agregó.

    Ambas naciones comenzaron a imponerse mutuamente aranceles adicionales a sus productos este 1 de septiembre, en un nuevo paso que intensifica su guerra comercial, pero el presidente Donald Trump dijo que siguen en pie las conversaciones de este mes entre ambos países.

    El gobierno de Trump comenzará a recaudar el 15% de los aranceles sobre importaciones chinas por valor de más de 125,000 millones de dólares, incluyendo altavoces inteligentes, auriculares Bluetooth y muchos tipos de calzado.

    En represalia, China comenzó a imponer aranceles adicionales a algunos de los productos estadounidenses en una lista de 75,000 millones de dólares. Pekín no especificó el valor de los bienes que se enfrentan a aranceles más altos a partir del domingo.

    Los aranceles adicionales del 5% y 10% se aplicaron a 1.717 artículos de un total de 5.078 productos originarios de Estados Unidos. Pekín comenzará a cobrar aranceles adicionales sobre el resto a partir del 15 de diciembre.

    Trump citó el domingo comentarios del economista estadounidense Peter Morici, quien dice que los gravámenes no impactarán tanto a los consumidores del país debido a la caída en la moneda china y pidió que las compañías busquen proveedores fuera de China.

    «Estamos hablando con China, la reunión sigue en pie, como saben, en septiembre», dijo Trump. «Veremos qué sucede, pero no podemos permitir que China nos siga estafando como país».

    Los medios de comunicación del estado chino emitieron una nota desafiante.

    «Estados Unidos debería aprender a comportarse como una potencia global responsable y dejar de actuar como un ‘matón de colegio'», dijo la agencia oficial de noticias Xinhua.

    «Como única superpotencia del mundo, debe asumir la responsabilidad que le corresponde y unirse a otros países para hacer de este mundo un lugar mejor y más próspero. Sólo entonces Estados Unidos podrá volver a ser grande», agregó.

    Los aranceles no pueden impedir el desarrollo de China, dijo el diario oficial del pueblo del Partido Comunista, que gobierna el país.