Butler y LeBron quieren definir en el Juego 4 cuál de los dos está en problemas

    Después de la exhibición de Jimmy Butler este domingo, que llevó al Heat a derrotar 115-104 a los poderosos Lakers de LeBron James, todos los ojos del mundo de la NBA se posarán este martes 6 de octubre (9 p.m. TV: ABC, Radio: 98.3 FM) en el Juego 4 de la final de la liga.

    La serie actualmente favorece 2-1 al equipo de Los Ángeles, que seguramente va a salir con todo a vengar la derrota y poner la serie 3-1 en punto de mate.

    Pero tendrá que andarse con cuidado porque el quinteto de Miami ya encontró el modo de derrotarlo y si a eso se suma que tal vez pudiera contar con Bam Adebayo y Goran Dragic, la cosa se le puede complicar. Un triunfo de Miami no solo pondría la serie 2-2 sino que cambiaría el momentum.

    Según sus propias palabras este lunes, Adebayo tiene la esperanza de que el Heat le deje retornar, mientras Dragic no está seguro de que pueda regresar en estas Finales.

    “Estoy mejorando. Ahora depende del personal médico”, dijo Adebayo. “Estoy tratando de regresar lo más rápido posible, pero ellos solo están tratando de asegurarse de que estoy sano y listo para jugar”.

    Los Lakers seguramente estudiarán el modo de contener a Butler, que con su triple doble de 40 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias entró en el olimpo del basquetbol. El delantero disparó para un 70 por ciento y además tuvo dos robos y dos bloqueos en ¡45 minutos! y todo eso ocupándose de marcar a un tal LeBron James (25-10-8).

    Solo tres jugadores en la historia de la NBA han registrado un triple doble de 40 puntos en las Finales: Butler (2020), LeBron (2015) y Jerry West (1969), pero el delantero del Heat es el primero en hacerlo en una victoria.

    Butler también se unió a Dwyane Wade (2006) como los únicos que han llegado a 30 puntos en los primeros tres cuartos en unas Finales.

    Pero hay más. En la historia de la liga solo ha habido siete triples dobles de 40 puntos con al menos 70 por ciento de efectividad en tiros y fueron registrados por cinco jugadores diferentes: Wilt Chamberlain (3 veces), Magic Johnson, Charles Barkley, Chris Webber y ahora Butler. No LeBron, no Michael Jordan.

    James abandonó el juego 10 segundos antes de finalizar frustrado por la derrota prometiendo jugar mejor para el juego de este martes. En tanto, Butler sabe que será difícil repetir su colosal actuación y sobre todo hacer un triple doble, pero eso en realidad no parece importarle.

    “Ganar. No me importa un triple-doble, quiero ganar”, dijo Jimmy. “Para mí, todo se trata de ganar. Haré lo que me pidas para poner a mi equipo en la mejor posición para ganar.Creo que me recupero bastante rápido”.

    El Heat sabe lo que es estar en 0-2 cuando ganó el campeonato en el 2006 y al igual que en aquel entonces ahora mismo lo que necesita es hacer todo lo necesario para poner la serie 2-2.

    En el Juego 3 fue clave que Miami arrancara con una gran defensa, que propició 10 errores, y una agresividad inusual, que metió a Anthony Davis en problemas de faltas. El estelar jugador perdió el ritmo y el resto del juego fue la sombra de lo que fue en los dos primeros partidos.

    La táctica de neutralizar a Davis es la perfecta, de LeBron se encarga Jimmy que en 32 posiciones de James consiguió cinco pérdidas y solo le anotó nueve puntos. Del resto hay que ocuparse más o menos, como hasta ahora. En verdad, este resto no hace la diferencia, aunque tiene que cuidar mejor las esquinas.

    Sin dudas hay que felicitar a Jae Crowder, más por frenar a Davis que por sus 12 puntos; a Kelly Olynyk, por su trabajo con Davis a la vez que cuidaba la pintura

    Este martes en el Juego 4 el duelo Butler-James está servido. Ambos se dijeron “estás en problemas” y al final veremos cuál de los dos realmente los tiene