Apresan ocho mafiosos italianos que hacían negocios en RD

    Apresan ocho mafiosos italianos hacían negocios en el país

    Para la Interpol dominicana y organismos de investigación italianos no fue tarea fácil darle seguimiento y apresar a los ocho miembros de la mafia italiana, algunos instalados en el país desde hace trece años, donde se dedicaban a diferentes tipos de negocios.

    De acuerdo con información revelada por el director de la Interpol en el país, Dennis Díaz, “La operación Mundo Abierto” comenzó en el país en septiembre del 2019 cuando fueron alertados por aliados italianos de que este grupo de sujetos estaban residiendo en diferentes lugares de la isla.

    Escena de la película El Padrino que muestra como operaba la mafia de don Corleone en Nueva York en la primera mitad del siglo 20

    Dijo que durante este tiempo, algunos de los perseguidos cambiaban de lugar constantemente para evitar se ubicados. Por ejemplo, el director de la Interpol en el país aseguró que Salvatore Vittorio, de 55 años, le dio “mucha brega encontrarlo”.

    Vittorio fue apresado en Santiago de los caballeros, pero antes estuvo residiendo en Puerto Plata, Sosúa y había vivido en Santiago una vez anterior. Este no duraba muchos meses establecido en una ubicación fija.

    Otro que tenía un comportamiento parecido era Alessandro Levi, de 63 años. De acuerpo con la Interpol dominicana, tenían más de nueve meses detrás de este “porque cambiaba constantemente de dirección, tanto así que llegó a vivir en Paraíso de Barahona, Santo Domingo, Punta Cana y Bávaro”. Fue detenido en las terrenas.

    Entró por la frontera con Haití

    Pero no solo tenían capacidad de moverse libremente en el país, sino que algunos habían logrado burlar los controles migratorios usando identidades falsas para entrar al país. Es el caso de Luca Finocchiaro, de 43 años, dueño del restaurante La Pesca de Oro, señalado por las Interpol dominicana como un sujeto “sumamente peligroso”.

    De acuerdo con las informaciones, una vez había sido deportado desde la República Dominicana a su país, pero luego de esto había intentado entrar otras veces por aeropuertos, pero lo devolvían Migración. Ante los fallidos intentos, buscó otra forma de entrar y lo logró.

    “Cuando lo capturamos, nosotros le preguntamos que cómo había entrado, nos reveló que había entrado con otros documentos, pero por la frontera con Haití. Con otro nombre”, aseguró el coronel Dennis Díaz, director de la Interpol.

    Estos tres, junto con Luigi Capretto, de 50 años de edad; Sergio Cerioni de 64 años; Oliviero Zilio, de 67 años; Luigi Capretto, de 50 años de edad; Salvatore Galluccio, de 52 años y Teresa Amante fueron deportados a su país el pasado 2 de junio para cumplir las condenas que habían estado evadiendo.

    Sin embargo, las penas a las que estas personas están condenadas en Italia no sobrepasan los 14 años y dado el arraigo que muchos de estos tenían en el país, no se descarta que estos puedan volver a usar el fraude para volver a esta isla