Abogados de EEUU presentan demanda billonaria contra China por encubrir el brote de coronavirus

    En una acción legal trascendental, abogados de EEUU y otros países presentaron una demanda billonaria contra China por encubrir el brote de coronavirus COVID-19. Los juristas acusan a las autoridades chinas de haber actuado con negligencia cuando se detectó la enfermedad y de tratar de ocultarla.

    Según un reporte del Daily Mail, se trata de un reclamo colectivo que involucra a miles de demandantes en 40 diferentes países que culpan al gobierno del presidente Xi Jinping de suprimir información, de silenciar a médicos y especialistas y de impedir el trabajo de expertos en salud pública cuando se detectó el nuevo virus en Wuhan, a finales del 2019.

    En EEUU, la demanda fue presentada por el Berman Law Group en Florida, bajo el argumento de que, aunque las naciones tienen inmunidad legal, hay excepciones en la ley estadounidense cuando existen daños personales y a la propiedad derivadas de acciones en el extranjero.

    Jeremy Alters, jefe de Estrategia de la firma basada en Miami, aseguró que “los líderes chinos deben rendir cuentas por sus acciones” y destacó que hace unos años el grupo legal ganó un caso contra China por 1.2 mil millones de dólares por la fabricación de materiales de construcción defectuosos.

    La publicación cita que, entre los demandantes , se encuentra una administradora de Nueva York de nombre Lorraine Caggiano, quien se contagió de coronavirus junto con otros nueve miembros de su familia durante una boda. Su padre y su tía murieron en marzo a causa de la enfermedad.

    Otra acción legal será presentada por Shurat HaDin, un centro legal israelí especializado en ayudar a víctimas de terrorismo en el mundo, por negligencia e imprudencia del gobierno chino equiparables a una acción terrorista.

    La pandemia de coronavirus inició en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019. En ese mismo mes, el gobierno chino reportó los casos a la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 12 de enero de 2020, China compartió el genoma del nuevo virus luego de registrar la primera muerte a causa del COVID-19. A partir de ahí comenzó a expanderse rápidamente en otros países vecinos y luego, en todo el orbe.

    El 11 de marzo de 2020 la OMS declaró que el mundo enfrentaba una pandemia. Los datos más recientes establecen que hay más de 2.3 millones de personas contagiadas de coronavirus en el mundo y casi 160,000 muertos en 174 países de los 193 miembros de las Naciones Unidas.