90 % padres no quieren educación presencial, dice el Minerd

    90 % padres no quieren educación presencial
    90 % padres no quieren educación presencial

    SANTO DOMINGO.- El Ministerio de Educación (Minerd) se embarcó en las clases a distancia porque constató que el 90% de los padres no están dispuestos a enviar sus niños a los planteles escolares por miedo a contagios de coronavirus, según resultados de una encuesta realizada por la institución entre los meses de julio y agosto.

    La información la ofreció la viceministra de Servicios Técnicos Pedagógicos, Ligia Pérez, durante la presentación del programa educativo “Aprendemos en Casa”, que será desarrollado a través de la radio, televisión y cuadernillos que reforzarán los aprendizajes de las enseñanzas.

    Según el estudio sólo el 24.5% de la población estudiantil del sector público tiene computadora, laptop o tablet, mientras un 77% cuenta con celular inteligente, sin embargo, el 45% de los alumnos no tiene acceso a internet.

    La encuesta arrojó que el 76.1% de los alumnos no tiene en su hogar un espacio cómodo que le permita concentrarse en los estudios, que solo un 12.8% tiene contacto con un compañero para resolver dudas y que solo un 30.2% tiene acceso a un profesor con estos fines. Asimismo, evidenció que solo el 16.7% de los estudiantes tiene materiales para realizar tareas.

    No obstante, el ministro de Educación, Roberto Fulcar, afirmó que la covid no evitará que la República Dominicana dé un paso gigantesco en materia de educación.

    Estrategia educativa. Por ello, la viceministra explicó que las clases serán transmitidas el día completo para que si un sector no tiene electricidad en la mañana el niño pueda recibir docencia durante la tarde o la noche.

    Manifestó que los alumnos de preprimaria recibirán clases durante una hora, los de segundo y tercer grado estudiarán durante una hora y media, mientras que los niveles de cuarto a sexto grados tendrán clases por dos horas y el nivel secundario recibirá tres horas de docencia.

    Además, Pérez indicó que los docentes estarán en los centros educativos, excepto los que tengan alguna enfermedad vulnerable al covid-19.

    Expresó que los maestros seguirán la transmisión televisiva de las clases y que cuando termine la docencia se comunicarán con los estudiantes para retroalimentar el tema trabajado.

    Asimismo, informó que tendrán una guía de apoyo y retroalimentación para las familias de los alumnos, con la finalidad de que estos puedan acompañar al estudiante en sus estudios.
    Sobre los cuadernillos la viceministra destacó que un mismo material será utilizado para diferentes grados escolares, pero los docentes harán una planificación educativa específica para cada nivel.

    Resaltó que todos los cuadernillos tendrán la misma temática, para que a los padres les sea más fácil ayudar en las clases, en caso de tener más de un niño.

    Dijo además, que los alumnos podrán llenar las actividades del material en cuatro horas y que los maestros les darán seguimiento a a través de las diversas plataformas tecnológicas y presencial a niños que requieran apoyo especial.

    Igualmente, informó que habrá un canal de televisión para explicar a los padres analfabetos, cómo pueden apoyar a los niños en sus tareas.
    También, dijo que los cuadernillos desde preprimaria a tercer grado están dirigido a las familias, porque los niños de esa edad no saben captar bien las instrucciones o no saben leer.

    Además, la funcionaria educativa declaró que los niños desarrollarán competencias comunicativas, éticas, cuidados medioambientales, entre otras.

    Aportes de Inicia Educación y Unicef. La representante del Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia, Rosa Elcarte, explicó que acompañó al Minerd en la estrategia general del aprendizaje.

    Indicó que realizó guiones para los canales que apoyarán a las familias y que para los cuadernillos realizó propuestas pedagógicas para los niveles de preprimaria a segundo grado de secundaria.

    Mientras, Inicia Educación aportó propuestas pedagógicas para el segundo ciclo de secundaria. También en la formación de docentes.

    Una educación inclusiva. Pérez manifestó que habrán cuadernillos en sistema braille para los niños que tienen problemas de ceguera, además de materiales de letras grandes para los alumnos con baja visión y textos en lenguaje de señas.

    También habrá textos con pictogramas para niños autistas y cuadernillos para los que tienen discapacidad intelectual.

    En ese sentido, Elcarte resaltó que pocos países han trabajado en la inclusión para que ningún niño quede fuera del sistema educativo.

    Informó que en el país habrá un canal que transmitirá las clases en lenguaje de señas, “se está haciendo un esfuerzo de inclusión educativa impresionante. La inclusión educativa en el país era incipiente, pero se ha dado un gran salto en ese sentido”.