Pide un Uber, se sube a otro auto… y aparece muerta

    Una joven universitaria en Carolina del Sur, de nombre Samantha Josephson, de 21 años, solicitó los servicios de un taxi Uber, pero la joven terminó subiendo a un auto equivocado y horas después apareció muerta en una zona boscosa.

    Fue el viernes en la noche cuando la universitaria salió de un bar después de estar con unos amigo y pidió el servicio, al ver llegar un carro la joven tomó la decisión de subirse al vehículo sin darse cuenta de que el auto no era el taxi de la plataforma.

    Durante las primeras horas del día siguiente, sus compañeros intentaron comunicarse con la joven sin tener una respuesta, por lo que empezaron a preocuparse y fue que dieron dar parte a la policía.

    Las autoridades comenzaron entonces a revisar las cámaras de seguridad tanto del establecimiento donde acudió Samantha, como las que se encontraban en la zona y descubrieron que la joven abordó por error a un auto Chevrolet Impala de color negro.

    Después de una intensa búsqueda, las autoridades localizaron el cuerpo de la estudiante en un paraje. Horas más tarde, elementos de la Policía detuvieron a Nathaniel David Rowland, de 24 años, identificado como el dueño del carro en el que se subió la estudiante y fue acusado del crimen.

    El comandante policial Skip Holbrook dijo que se hallaron residuos del ADN y sangre de Josephson en el automóvil de Rowland.

    El teléfono celular de Josephson también fue hallado en el vehículo del agresor, añadió.