10 “cheeseburgers” y dos “McChicken” en un McDonald’s después de matar a tres en Florida en plena noche de pesca

    Los dos hombres y la mujer acusados en Florida de matar a tres amigos que salieron a pescar fueron por una orden de 10 “cheeseburgers” y dos “McChicken” en un McDonald’s luego de alegadamente cometer el crimen.

    El alguacil del condado de Polk, Grady Judd, dijo este miércoles  en una conferencia de prensa que Tony Wiggins, de 26 años, fue arrestado el lunes en relación con el caso. Al día siguiente, Mary Whittemore, de 27;  y el hermano de Wiggins, Robert, de 21, fueron arrestados.

    El trío fue procesado por la masacre en la que murieron Damion Tillman, de 23; Keven Springfield, de 30 y Brandon Rollins, de 27. Los restos de las víctimas fueron encontrados en sus camionetas cerca de la U.S. Highway 27.

    El grupo decidió encontrarse para pescar en Frostproof sin imaginar el macabro destino que les esperaba.

    Judd detalló que Tony Wiggins enfrenta tres delitos graves de asesinato en primer grado. Mientras que su novia, Whittemore, y Robert Wiggins enfrentan tres cargos de complicidad en un asesinato y uno de manipulación de evidencia.

    Tony Wiggins acumula cientos de cargos por delitos graves en su historial. Se desconoce por qué estaba en libertad.

    “Esta es la encarnación del mal”, dijo Judd sobre el acusado. “Su historial criminal puede impactar tu conciencia. Impacta la mía. Primero fue arrestado a los 12 años, y ha tenido 230 cargos criminales por delitos graves en su historial de arrestos…Es un matón. Él es un criminal. Él es pura maldad hecha carne“, argumentó el oficial, según citado por el Orlando Sentinel.